Greipel se hace con el ansiado último 'sprint' de París

El podio final terminó con Froome, Quintana y Valverde en lo más alto del cajón de un competido Tour de Francia.

El ciclista alemán André Greipel (Lotto Soudal) ha logrado este domingo al sprint la última victoria del Tour de Francia 2015 en la vigésimo primera etapa, transcurrida entre Sevres Grand Paris Seine Ouest y los Campos Elíseos sobre 109'5 kilómetros, por delante del francés Bryan Coquard (Europcar) en una jornada llana por París en la que la lluvia no fue una inclemencia que privara al británico Chris Froome (Team Sky) de celebrar en el Arco del Triunfo su segunda 'Grande Boucle' tras la conquistada en 2013.

  

En los casi dos kilómetros que comunican el Arco del Triunfo y la Plaza de la Concordia, el colombiano Nairo Quintana y el español Alejandro Valverde, ambos de un Movistar Team que se ha proclamado vencedor en la clasificación general por equipos por delante de Team Sky y Tinkoff-Saxo, escoltaron al ganador del Tour en el podio final de París.

  

Así las cosas, ésta 'Gran Vuelta' se resume en seis victorias de etapa para los alemanes (cuatro de André Greipel, una de Tony Martin y otra de Simon Geschke), tres para España (dos de Joaquim 'Purito' Rodríguez y una de Rubén Plaza), otras tantas para Gran Bretaña (Mark Cavendish, Chris Froome y Stephen Cummigs) y Francia (Alexis Vuillermoz, Romain Bardet y Thibaut Pinot) y una para Australia (Rohan Dennis), República Checa (Zdenek Stybar), Polonia (Rafal Majka), Bélgica (Greg van Avermaet) e Italia (Vincenzo Nibali).    

 

'BIOHAZARD', REY DE FRANCIA

  

La 102ª edición del Tour de Francia ha tocado a su fin con Chris Froome como rey coronado en los Campos Elíseos, en una ronda en la que los abanicos que trastocaron los planes del italiano Vincenzo Nibali (Astana) y del colombiano Nairo Quintana (Movistar Team) durante la primera semana, las numerosas caídas, los abandonos, el esfuerzo de Alberto Contador (Tinkoff-Saxo) por no bajarse de la rueda tras darlo todo por la victoria en el Giro de Italia y dos vibrantes jornadas de montaña en los Alpes han sido la esencia de esta 'Gran Vuelta'.

  

La 'Grande Boucle' no fue un paseo literal --a pesar de vestir en 16 de las 21 etapas el jersey amarillo-- para un 'Biohazard' que resistió al ataque de Nairo Quintana en Alpe d'Huez gracias al inagotable trabajo de sus compañeros Richie Porte y Wout Poels y a los continuos maltratos que ha recibido por parte del público, con calificativos como 'dopado' o agresiones como lanzamientos de vasos de orina o varios escupitajos.

  

A sus 30 años se encuentra en un estado óptimo en lo profesional. Desde que le diagnosticaron en 2011 esquistosomiasis, una enfermedad común en África, el británico -- que nació en Nairobi en mayo de 1985 -- ha combatido la 'bilharziasis' con la mejor medicina posible: dos Tours y un subcampeonato en la Vuelta a España (2014) a su palmarés en apenas tres años.

 

MOVISTAR, NAIRO Y SAGAN NO SE VAN DE VACÍO

  

El 'sueño amarillo' con el que fantaseaba cada noche Nairo Quintana (Movistar Team) se destiñó a blanco en Alpe d'Huez después de que los dos ataques en la penúltima etapa resultaran insuficientes para desbancar del liderato a Froome. 'El Escarabajo de Boyacá', que admitió dejarse el anhelado Tour de Francia en la primera semana con los abanicos de la segunda etapa entre Utrecht y Zélande, atravesó los Campos Elíseos con el 'maillot' blanco que lo acredita como el mejor entre los nacidos después del 1 de enero de 1990.

  

El colombiano sigue cimentando poco a poco su futuro para incorporar a su palmarés la segunda 'Gran Vuelta' tras el Giro de Italia 2014. La ronda gala se sigue resistiendo a un ciclista que ha rozado con la yema de los dedos el cielo parisino con dos subcampeonatos en sus dos únicas participaciones. Mientras, Alejandro Valverde, a sus 35 años, ha logrado cumplir una aspiración personal que persigue desde que debutara en 2005 con un abandono en la 'Grande Boucle': subirse al podio.

  

El 'azul' predominante entre los tres primeros de la clasificación ha valido para que Movistar, con el español Eusebio Unzué como gerente, sentenciara en Alpe d'Huez la general por equipos con casi una hora sobre sus más cercanos perseguidores.

  

Por su parte, el eslovaco Peter Sagan (Tinkoff-Saxo), con el 'maillot' verde, se marchó como líder indiscutible de la clasificación por puntos que premia al más regular del Tour de Francia y el francés Romain Bardet (Ag2r La Mondiale) clausuró su tercera participación vestido de lunares del 'Rey de la Montaña'.