Gorras al aire de la XXI promoción de Subinspectores de la Policía

El Director General de la Policía, Ignacio Cosidó Gutiérrez, ha presidido esta mañana en Ávila la jura de la XXI Promoción de Subinspectores del Cuerpo Nacional de Policía. Es la primera vez que juran su cargo aquí, porque las anteriores veces se realizaba en Madrid en el Centro de Altos Estudios

Las juradas de la Escuela de Policía son menos numerosas que hace unos años, donde llegó a realizarse alguna con casi tres mil componentes. Pero al mismo tiempo han aumentado en número porque se han incorporado al centro, después de convertirse en Escuela Nacional, cursos que antes se realizaban en otros centros como Madrid o Barcelona.

 

Los Subinspectores llevan dos años realizando su formación en Ávila, pero es la primera vez que juran su cargo aquí, delante de las autoridades, civiles y policiales, pero sobre todo delante de los seres más queridos que aguantan el frío o el calor, lo mismo que los que toman posesión de un nuevo cargo dentro del cuerpo.

 

En azul aparecen los estudios que se realizan en la Escuela Nacional de Policía de Ávila

 

El director de la Escuela, Marceliano Gutiérrez, comenzó su discurso hablando del “reto que supone ser y sentir como un policía, con un servicio constante al ciudadano”. Pero les dio las gracias porque con su nuevo cargo el cuerpo se va regenerando.

 

Por su parte el Director General de la Policía afirmó que “los 391 nuevos subinspectores han pasado el proceso de promoción interna más duros de la policía. Pero desde hoy se comprometen a asumir una mayor responsabilidad y servir más y mejor a los ciudadanos”. Agradeció también el esfuerzo y dedicación de sus familiares.

 

Desde su puesto serán “la piedra angular entre los policías de base y los mandos superiores”. Y les ánimo a seguir formándose constantemente “hasta conseguir equiparar su categoría a la de titulación universitaria”. Además, señaló que intentará mejorar sus condiciones profesionales en el momento que lo permitan las condiciones económicas.

 

 

Les ha llamado a defender la libertad y los derechos de todos pero “con un nuevo estilo de liderazgo, con ejemplo, trabajo en equipo, y la defensa de sus subordinados. Porque nosotros les vamos a respaldar con la máxima firmeza, lo más importante es sentirse apoyado por la sociedad a la que sirven”.

 

Destacó que algunos de sus compañeros han perdido la vida por luchar “el terrorismo, el crimen organizado y la delincuencia económica”. Con nuevos formatos de delincuencia como la ciber delincuencia, la trata de seres humanos y la inmigración ilegal.

 

Les recalcó que sobre todo tienen que proteger a los más vulnerables “los menores, las mujeres amenazadas, los discapacitados y los mayores”.