Gobierno y PP impugnarán ante los tribunales el decreto de Mas que nombra la Junta Electoral del 9-N

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy

Sánchez-Camacho asegura que Mas está en un "callejón sin salida" y que con este paso solo quiere "ganar tiempo".

El Gobierno de Mariano Rajoy y el PP catalán impugnarán ante los tribunales el decreto que ha firmado el presidente de la Generalitat, Artur Mas, nombrando a siete miembros de la Comisión de Control del 9-N, órgano equivalente a una Junta Electoral, pese a que el TC suspendió de forma cautelar el pasado lunes la Ley de Consultas y el decreto de convocatoria de la votación del 9 de noviembre.


"El PP va a formalizar la semana que viene la impugnación ante los tribunales de la designación y de la constitución de la Junta Electoral", ha anunciado la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, a su llegada a la XXI Interparlamentaria que la formación celebra en Guadalajara.

A renglón seguido, ha agregado que también el Ejecutivo de Rajoy impugnará ese nuevo paso que ha dado el presidente catalán. "El Gobierno está moviendo ficha porque va a llevar a los tribunales y va a impugnar la firma de Artur Mas nombrando a los siete consejeros de esa Junta Electoral, que no puede existir", ha abundado.

Sánchez-Camacho ha elogiado lo que está haciendo el Gobierno de Rajoy ante el "desafío" de la Generalitat, actuando "con absoluta serenidad, sin caer en las provocaciones del mundo independentista, perocon absoluta firmeza". Según ha recalcado, al Ejecutivo "no le ha temblado el pulso" a la hora de cumplir con la democracia.

MÁS, "EN UN CALLEJÓN SIN SALIDA"

Según Sánchez-Camacho, Artur Mas está en un "callejón sin salida" y ha añadido que lo "único" que pretende con el nombramiento de esa Junta Electoral es "ganar tiempo". A su juicio, el presidente de la Generalitat "no puede seguir con los preparativos del referéndum ilegal".

Es más, ha señalado que esa unidad de los partidos independentistas "cada día está más en riesgo". "Les queda muy poco tiempo para que esa unidad empiece a romperse y resquebrajarse. Los partidos independentistas no son una unidad real sino una unión de intereses para un referéndum ilegal que no se va a hacer el 9 de noviembre", ha indicado.

Según Sánchez-Camacho, Mas "finalmente" va a tener que decir la verdad "a todos los catalanes", dejando claro que el Gobierno catalán "no va a poner urnas el 9 de noviembre" y "no va a hacer ese referéndum porque es ilegal y porque está suspendido por el Tribunal Constitucional".

"EL PSOE NO ESTÁ DEFENDIENDO ESPAÑA"

Poco después, durante su intervención en la mesa redonda 'PP: Garantía de cohesión de España, Sánchez-Camacho ha criticado que en este momento estén reunidos en Cataluña los partidos que están a "favor de romper España" y seguir con su "desafío" al Constitucional. Frente a ese comportamiento, ha dicho que solo el PP es "garantía" de la cohesión y de la unidad territorial del país.

"El PSOE no está defendiendo España como la estamos defendiendo nosotros", ha lamentando, para asegurar que Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, y Miquel Iceta, líder del PSC en Cataluña, no defienden lo mismo, ya que los socialista catalanes han votado a favor de una Ley de Consultas que "abre la puerta a un referéndum ilegal".

En este contexto, ha insistido en que solo el PP es el partido "garante" de que no se produzca el "desafío" de Artur Mas, quien en su opinión "ha perdido el sentido de la responsabilidad, el sentido de Estado y el sentido común". "España no cede ante desafíos, ni de Mas, ni de Junqueras ni de nadie que sea cómplice", ha apostillado, para subrayar que el Partido Popular tiene "una responsabilidad histórica".

También ha aprovechado su intervención para recordar el llamado 'caso Pujol' y la "lamentable y bochornosa" intervención que realizó el expresidente Jordi Pujol ante el Parlamento catalán, un "evasor fiscal confeso" que, a su juicio, ha "engañado" a Cataluña durante 23 años. Así, ha criticado que durante muchos años hayan trasladado a los catalanes el mensaje de que 'España nos roba' cuando "eran Pujol y CiU quienes de verdad robaban a los catalanes".