Gobierno pide a partidos, oposición y entidades que no hagan de la prohibición de pasar borregos a Melilla un conflicto

El delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, ha solicitado a los partidos de la oposición en la Ciudad Autónoma no hacer de la prohibición de entrada de 6.000 borregos de Marruecos para la fiesta grande de los musulmanes "un conflicto", porque la decisión obedece a una cuestión sanitaria, por la fiebre aftosa que afecta a varios países del norte de Africa.
MELILLA, 2 (EUROPA PRESS)



Tras las criticas dirigidas por partidos de la oposición en Melilla como CPM o PSOE, e incluso de asociaciones musulmanas y organizaciones no gubernamentales como Voluntario Islámico de Acción Social (VIAS), que ha convocado un manifestación para finales de agosto o principios de septiembre para exigir que puedan pasar los borregos, El Barkani ha hecho "un llamamiento a la cordura" al advertir que no se puede hacer una excepción por el riesgo de que se dé algún caso de fiebre aftosa, por el perjuicio que ello ocasionaría a la cabaña española en relación a sus exportaciones al exterior.

El representante gubernamental ha manifestado que no hay motivo para la polémica porque "lo importante es que la comunidad musulmana de Melilla pueda celebrar esa festividad y, para ello, lo único que hay que hacer es traer corderos de la Península".

Abdelmalik El Barkani ha destacado las gestiones que están realizando las autoridades para, a través de ganaderos privados, pueda haber miles de borregos a disposición de los musulmanes melillenses para la celebración del 'Aid El Kebir', la fiesta más importante de los islámicos. En este sentido, el delegado del Gobierno ha subrayado que "no hay diferencia entre musulmán bueno y malo si el borrego es de Marruecos o de la Península".

El político ha destacado que en el resto del país los musulmanes consumirán cordero peninsular para la fiesta del 12 de septiembre y por ello ha destacado que Melilla, mientras se mantenga la prohibición al paso de animales vivos desde Marruecos por la fiebre aftosa, prevista para este año y el próximo, no a ver a ser diferente en el cumplimiento de las normas marcadas por el Ministerio de Agricultura y Ganadería español.