Gil Robles lamenta que los españoles creyesen que Europa era "una vaca lechera, que se ordeñaba" sin alimentar

Gil Robles en la Sala de Juntas de la Facultad de Derecho (Foto:F.Rivas)

El ex presidente del Parlamento Europeo visita la USAL

El ex presidente del Parlamento Europeo José María Gil Robles ha lamentado que los españoles tuviesen un sentimiento europeo "muy disminuido" y que creyesen que esta  comunidad supranacional "era la vaca lechera,  que se ordeñaba y ya estaba", a la que no era preciso darle de "comer".

  

Ante esta  situación, el representante español en el Europarlamento ha reconocido que los españoles se encontraron una situación "desagradable" cuando llegó el momento de que, en lugar de dar "leche", Bruselas se convirtiese en "señorita Rotenmeier" y diera consejos de "apretarse el cinturón".

  

Según sus palabras durante su visita a Salamanca, Europa sirve de vaca lechera cuando corren buenos momentos y, cuando son malos, hace las veces de "Rotenmeier"  y da consejos de "apretarse el cinturón".

  

Además, este papel de "dar consejos" en tiempos de crisis también lo hace España, según sus palabras, cuando, por ejemplo, pone a disposición de otros países cantidades que han sido de 65.000 millones de euros para  el "rescate" de bancos españoles y economías de Irlanda, Portugal y Grecia.

  

Así lo ha indicado antes  de impartir una comparecencia sobre 'Los poderes del Parlamento Europeo tras el Tratado de Lisboa' en la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca (USAL).

  

Respecto a las elecciones del próximo 25 de mayo, Gil Robles ha apuntado que de ellas "va a salir cómo se gobernará España en los próximos cinco años", ya que las decisiones que en sus órganos se toman afectan a todos los países miembro.

  

De ahí que haya señalado que la elección del cabeza de lista por un país "no tiene tanta importancia" como  quién será el que esté al frente de la entidad supranacional a nivel europeo, que será Jean-Claude Juncker por los populares y Martin Schulz por los socialistas.

 

Sobre los temas que liderarán la agenda política del Europarlamento, Gil Robles ha reconocido que serán la economía, el desempleo, la inmigración y otros asuntos de política exterior.