Ghosn destaca la inversión de 600 millones en España para el Plan Industrial 2014-2016

El presidente-director general del Grupo Renault, Carlos Ghosn, ha confirmado este lunes la inversión de 600 millones de euros en las factorías españolas de la marca del rombo para la realización del "ambicioso y dinámico" Plan Industrial 2014-2016 ya puesto en marcha y que tendrá al nuevo crossover del segmento C, el Kadjar, como ejemplo de ese acuerdo.

Así lo ha asegurado Ghosn tras acompañar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una visita a la factoría de Villamuriel de Cerrato (Palencia) donde se va a producir el Kadjar sobre la base de la nueva plataforma modular de la alianza con Nissan, en una jornada que ha definido como "un día señalado" que confirma, a su juicio, que Rajoy tenía razón cuando en noviembre de 2012 se refirió al Plan Industrial como "una gran noticia" para el país.

 

El máximo responsable de Renault ha significado la recuperación del mercado de la automoción, con especial atención a los datos de esta firma, para recordar que la producción de la marca francesa en España crece en todas direcciones fruto de ese Acuerdo de Competitividad firmado en 2012 con el conjunto de organizaciones sindicales y que se ha traducido en unas inversiones por valor de 600 millones de euros, "lo que sitúa a España en la segunda posición del Grupo en materia de inversiones, justo detrás de Francia".

 

"En un año Renault ha creado más de 1.600 empleos suplementarios en España para sostener el crecimiento de su actividad", ha añadido Carlos Ghosn quien, tras situar a España como "uno de los países europeos más dinámicos y más competitivos" con unos interlocutores sociales "comprometidos en un diálogo constante", se ha mostrado convencido de que esto aporta confianza al porvenir del país así como para el desarrollo del Grupo Renault en España.