George R.R. Martin contra los selfies: Quemaría todas las cámaras

George R. R. Martin

"Me gustaría dar una palmada y que todos los teléfonos con cámara del mundo ardieran". Así de contundente se muestra George R.R. Martin, el autor de Canción de hielo y fuego, que dice estar más que cansado de hacerse fotos con sus fans y especialmente de los selfies.

En una entrevista con el diario The Guardian el escritor responsable de la saga en la que se basa la popular serie de HBO Juego de Tronos confesó que no lleva muy bien eso de ser un rostro conocido en todo el globo.

 

Martin, de 65 años, admite que hay cosas "agradables" de ser una persona famosa pero que otras no lo son tanto. "Hay demasiados fans, son infinitos.¡Ah, y luego están los selfies! Si pudiera dar una palmada y hacer que todos los teléfonos con cámara del mundo ardieran... ¡juro que lo haría!", afirma indignado.

 

Pero el escritor no solo siente sobre sus hombros el peso de la fama, también es consciente de la ansiedad e incluso urgencia con la que los fans -y también sus editores y directivos de HBO- esperan la próxima novela de la saga.

 

SIN PRISA, PERO SIN PAUSA

 

"Tengo que ser consciente de que los libros son lo que finalmente voy a ser juzgado en el futuro. Si todavía se leen novelas dentro 50 años, nadie va a decir:" ¡Lo mejor del sexto libro es que se entregó en su fecha límite!'", sentencia Martin que afirma que "nadie quiere terminarlo más que yo".

 

Actualmente el autor trabaja en el sexto libro de la saga: Vientos de invierno que todavía no tiene fecha de publicación. Luego llegará  Sueño de primavera, la que en teoría será la última novela de la saga Canción de hielo y fuego.

 

El rodaje de la quinta temporada de Juego de tronos está a punto de arrancar. Y algunas secuencias de los nuevos capítulos tendrán como escenario Sevilla, ciudad que servirá de emplazamiento del reino de Dorne, gobernado por Doran Martell, personaje al que dará vida Alexander Siddig.