Garzón cree que “es necesario recuperar la política para los ciudadanos”

Alberto Garzón, diputado de IU en el Congreso de los Diputados, insiste en Ávila en la necesidad de “recuperar la política para los ciudadanos” y crear unas “nuevas instituciones” más creíbles

El diputado por Izquierda Unida en el Congreso de los Diputados, Alberto Garzón, tiene claro que son necesarias “nuevas instituciones” porque “el problema de la corrupción es que está enraizado en las instituciones, y que nadie espere que el partido de la Gürtel solucione el problema”.

 

Alberto Garzón abrió su jornada de trabajo en Ávila defendiendo la necesidad de “trasladar el Parlamento a la calle” buscando una reflexión “colectiva” que está llevando a Izquierda Unida y en concreto a este diputado a participar en actos por toda España, “que están siendo un éxito”, y en los que se están poniendo sobre la mesa las alternativas y soluciones de la formación de izquierdas ante una crisis “que no sólo amenaza los derechos y servicios públicos conquistados en los últimos años, sino que amenaza la propia subsistencia como personas mientras el estado obvia la solución”. Primeras reflexiones en un 8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora, en el que “debemos reivindicar nuestros derechos como hombres y mujeres, pero los 365 días al año”. 

 

Actos de política participativa como el que tendrá lugar en El Episcopio a las 18,30 horas, en el que se abordará la crisis del sistema económico -”la troika nos está llevando al suicidio”- y del sistema político. Sobre este último fue claro. “Reivindicamos una política noble” en la que se participe “no sólo cada cuatro años sino cada día” y que implica “un cambio del sistema político en su totalidad”.

 

Porque en estos momentos en los que la corrupción se ha convertido en uno de los principales problemas  de la ciudadanía “lo que está quedando demostrado es que la corrupción está enraizada en las instituciones. Necesitamos nuevas instituciones” porque “no es que lo que está podrido sea una manzana, es la cesta” y dejó claro que “nadie puede esperar que el partido de la Gürtel vaya  cambiar esto“, recordando que “en todo proceso corrupto está la parte pública, que da el sobre, y la privada, que lo recoge”. Y viceversa.