Garzón considera necesaria una Ley Orgánica que favorezca la educación inclusiva

Diego Garzón en La Casa Grande de Martiherrero.

El cabeza de lista de Ciudadanos (C’s) ha visitado la Casa Grande de Martiherrero, y ha aprovechado para dar a conocer sus propuestas en el tema de discapacidad y dependencia, algo que considera “prioritario”.

El cabeza de lista de Ciudadanos (C’s) al Congreso de los Diputados, Diego Garzón, ha estado en la tarde de este jueves en la celebración del día con las familias de la Casa Grande de Martiherrero, dentro de su 51 aniversario trabajando por las personas con capacidades diferentes.

 

Tras la visita, posterior a la comida que el centro ofreció a empresarios y autoridades, Garzón ha hablado del tema de la discapacidad, “una de las prioridades dentro de nuestro programa”, ha dicho, máxime después de visitar numerosas organizaciones abulenses y un encuentro sectorial que celebró antes del inicio de la campaña electoral. El candidato naranja ha señalado que “hemos visto el trabajo enorme que realizan y no nos queda otra que ofrecerles todo nuestro apoyo y prometerles que estaremos a su lado para lo que quieran a partir del 27 de junio”.

 

En este ámbito de la discapacidad, Garzón ha destacado que Ciudadanos lo tiene claro: dar el máximo grado de protección, las mayores garantías en derechos sociales y económicos y culturales de las personas con discapacidad”, porque, ha asegurado, “nos parece importante también tener una Ley Orgánica y ayudar para que haya una educación de verdad inclusiva, no como hay ahora, para que haya una autonomía personal y para que pueda haber una vida independiente de estas personas”.

 

El candidato de Ciudadanos ha destacado los cinco pilares fundamentales del partido en esta materia, que serían “la eliminación de duplicidades administrativas y la unificación de los servicios en todo el territorio nacional de modo que no perjudique a ninguna persona dependiente; un plan de apoyo integral al cuidador; otorgar el máximo grado de protección y garantías a los derechos sociales, económicos y culturales de estas personas; aprobar esa Ley Orgánica; y garantizar el derecho de sufragio de todos ellos para asegurar su plena participación política”.