Garitano cree un "despropósito" decir que la IA tensionó y defiende que un gobernante debe incumplir "leyes injustas"

Martin Garitano
El diputado general de Guipúzcoa, Martin Garitano (Bildu), Martin Garitano, ha calificado de "despropósito" que el lehendakari, Iñigo Urkullu, haya acusado a la izquierda abertzale de "tensionar a la sociedad vasca", por su comportamiento durante la detención de la joven condenada a cinco años de cárcel por colaboración con ETA Urtza Alkorta, y ha advertido de que "cuando las leyes son injustas, un gobernante no debe cumplirlas".
BILBAO, 16 (EUROPA PRESS)



En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el máximo dirigente de la Diputación foral de Guipúzcoa ha considerado "un despropósito" que el lehendakari afirmara que la izquierda abertzale está intentando "tensionar a la sociedad vasca".

"Creo que la izquierda abertzale, en los últimos años, ha dado muestras más que reiteradas de buscar una solución al problema político que vive Euskal Herria y en las últimas horas lo que hemos visto no ha sido un intento de tensionar por parte de la IA", ha dicho.

Para Garitano, lo ocurrido este pasado miércoles en Ondarroa "no puede calificarse de intento de tensionamiento" por parte de quien "en última instancia, fue víctima". En su opinión, lo ocurrido en la localidad costera se puede definir con el término "emoción", que "se ajusta mucho" a lo que Garitano dice haber sentido.

El comportamiento de los simpatizantes de la izquierda abertzale en Ondarroa demuestra, según sus palabras, la "apuesta nítida" por "un futuro de normalidad política" mientras "hay quien sigue anclado en fórmula, tribunales del pasado, gente que no quiere evolucionar".

Además, ha considerado,en referencia a la actuación de la Ertzaintza, que "cuando las leyes son injustas, un gobernante no debe cumplirlas". "Ayer, lo importante, lo dramático, fue que una joven de Ondarru, que fue detenida, torturada, autoinculpada, juzgada y condenada, está en la cárcel. Ése es el drama y lo que no debería pasar en un tiempo que queremos que sea nuevo", ha precisado.

Garitano ha asegurado que este tipo de casos no se limitan al de Alkorta, y ha recordado que "hace 15 años han sido otros nueve jóvenes, la próxima semana van a ser otros seis en Nafarroa y quedan cerca de un centenar de jóvenes pendientes de ingresar en prisión por causas exclusivamente políticas".

Ha advertido, en este sentido, de que, a la vista de lo ocurrido en San Sebastián y Ondarroa, se percibe que "la juventud vasca no está dispuesta a ser tratada como corderitos".

(Habrá ampliación)