García pide a las empresas abulenses un esfuerzo conjunto con las administraciones para avanzar en la recuperación

Alicia García. Foto de archivo

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades ha clausurado la jornada ‘Empresas de Ávila, cómo aprovechar la recuperación económica’, organizada por Castilla y León Económica, a la que han acudido más de un centenar de empresarios de la provincia.

Alicia García ha abogado por un esfuerzo colectivo, conjunto y coordinado de administraciones, empresas, trabajadores y ciudadanos para que el proceso de recuperación avance y despliegue su potencial con éxito, en particular en lo que respecta a la creación de empleo.

 

García ha señalado que la Junta de Castilla y León cuenta con un amplio y completo programa de actuaciones que va a desarrollar a lo largo de la actual legislatura, con medidas orientadas a la mejora del modelo económico y productivo, para hacerlo más competitivo, más sostenible, y más generador de empleo de calidad. El objetivo, según ha incidido la consejera, es mejorar el bienestar de los ciudadanos a través de unos servicios públicos de calidad y dar mejor respuesta a las necesidades de las personas más vulnerables y a la cohesión social y territorial en la Comunidad.

 

Alicia García ha desgranado en su intervención algunas de las principales medidas, actuaciones y políticas que la Junta pondrá en marcha en la presente legislatura para ayudar a profundizar en la transformación y el avance de la economía de Castilla y León y para seguir superando los efectos, aún persistentes, de la larga crisis que se ha atravesado.

 

La consejera ha asegurado que el objetivo es generar un entorno favorable y que genere confianza, para lo que es esencial mantener unos niveles de déficit y deuda pública que sean sostenibles y que impliquen reducir al máximo la prima de riesgo, contribuyendo así a mantener los tipos de interés en niveles bajos. García ha señalado que tiene que establecerse un marco fiscal favorable para incentivar el consumo, la actividad económica y el empleo, con lo que en los próximos años la Junta mantendrá el marco de beneficios fiscales autonómicos vigente y reforzará este marco a través medidas como la reducción de la tarifa autonómica del IRPF en 2016; la supresión de la tarifa autonómica del Impuesto sobre Hidrocarburos a partir del 1 de enero de 2016; la reducción de la tributación en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en las transmisiones entre padres e hijos y cónyuges; o el establecimiento de nuevos beneficios fiscales para el fomento del emprendimiento y de la creación de empresas que incentiven el empleo.

 

Para García estos beneficios fiscales aplicados a Ávila van a beneficiar a más de 11.000 familias, ya sea en ayudas a la familia, en el acceso a la vivienda o en ayudas sociales, con un montante total de 19,1 millones de euros.

 

La Junta también se va a desarrollar una política de emprendimiento que facilite e impulse la creación de empresas en Castilla y León, con la elaboración de una Estrategia Integral de Emprendimiento e Innovación y especial atención al emprendimiento rural y al emprendimiento social.

 

Además, para reforzar todos los factores que determinan la competitividad de la economía, se contará con el III Acuerdo Marco para la Competitividad e Innovación Industrial 2014-2020.