García Nieto: “Haremos todo lo que esté en nuestra mano para ayudar al nuevo Rey”

El alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto.

El alcalde de Ávila cree que Felipe de Borbón, al que considera una persona “sobradamente preparada” será un buen rey porque tiene una idea “más avanzada y más moderna” de la Monarquía, y se muestra seguro de que se abrirá el debate sobre su continuidad aprovechando el momento de cambio.

El alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, se ha mostrado impactado por la noticia de la abdicación del Rey Juan Carlos I, anunciada esta mañana “por su gran calado y por lo inesperado de la noticia” y ha mostrado todo su apoyo al futuro monarca, Felipe de Borbón, asegurando que “desde la ciudad de Ávila haremos todo lo que esté en nuestra mano para ayudarle y colaborar”.

 

García Nieto alabó la figura de Juan Carlos I señalando que “se pone punto final a un reinado muy fructífero, absolutamente positivo para la historia de España. Ha sido una pieza clave en la historia moderna de nuestro país, sobre todo en la Transición, y ha dado estabilidad, tranquilidad y mucho progreso, además de que ha ayudado a que este país tenga cotas de progreso y bienestar, que sin duda, si no hubiera estado él, hubiera sido de otra manera”.

 

Sobre Felipe de Borbón, apuntó con prudencia que “ahora se abre una nueva etapa con el reinado de Felipe en la que está todo por ver”, pero aseguró que “es un hombre muy preparado y sin duda  creo que lo hará bien. Le deseo lo mejor, y que tenga la misma paciencia, la misma tranquilidad, la misma sabiduría y la misma mano que tuvo su padre para dirigir el país”.

 

Respecto a la posibilidad de que tras la abdicación se abra de nuevo el debate sobre la continuidad de la Monarquía en España, García Nieto afirmó estar seguro de que se abrirá, porque “ya estaba abierto con el padre y naturalmente surgirá aprovechando el momento del cambio, que siempre parece más propicio para auspiciar este tipo de opiniones” y destacó que “creo que debemos tener mucha tranquilidad para vivir los acontecimientos como merece este país, con inteligencia y con el afán de construir y no de destruir”, porque “a este país no le hacen falta en este momento movimientos bruscos, lo que le hace falta es tranquilidad, y esperemos que todo salga bien”.

 

Finalmente, cuestionado por si la inminente llegada de Felipe de Borbón al trono mejorará la imagen de la Casa Real, que se ha venido deteriorando en los últimos meses, señaló que “estoy seguro de que con su llegada se mejorará la imagen, primero porque es una persona sobradamente preparada, una cosa de la que se ha encargado muy bien la casa real; segundo, porque él siempre se ha desmarcado de cualquier cosa anormal relacionada con la familia, lo que da garantías de que puede ser un buen rey; y tercero porque él tiene una idea de España absolutamente diferente a la de su padre, más avanzada y más moderna”.

Noticias relacionadas