García Nieto confía en la repercusión de las medidas municipales de apoyo al empleo y las empresas

Miguel Ángel García Nieto, alcalde de Ávila

El alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, confía en los efectos de las medidas que han entrado en vigor con el nuevo año, aprobadas por el Consistorio para rebajar el precio del suelo y reducir los impuestos por la contratación de trabajadores.

"Los efectos de estas medidas ya se están notando en la actualidad y esperamos una buena acogida para los próximos meses", ha señalado el regidor, quien indica que se han adoptado "dentro de las escasas  competencias que en materia de empleo tienen los ayuntamientos".

 

Las medidas son "un catálogo completo de ayudas económicas a la implantación de empresas y al mantenimiento de los puestos de trabajo en las empresas ya instaladas que pretenden ayudar a reactivar la economía local y a combatir el desempleo".

 

Según el regidor, "los efectos de la recuperación económica nacionales ya se están haciendo notar en la ciudad aunque todavía de manera débil", pero sí se han traducido en "un aumento del consumo, una mayor actividad económica y un crecimiento, aunque pequeño, de los indicadores económicos locales".

 

Por otra parte, el primer edil señala que ha sido "muy complicado desde el punto de vista económico" el mandato que acabará este año, por lo que se han priorizado "las políticas sociales sobre todas las demás" y "ha obligado a aparcar algunos proyectos que tendrán que esperar un tiempo para ver la luz", si bien el programa está cumplido "en más del 85 por ciento".

 

GASTO SOCIAL

 

A pesar de todo, subraya que el gasto social se ha mantenido "intacto" durante todo el mandato que, "incluso ha crecido en el último presupuesto".

 

Ha sido "una decisión lógica cuando aumentan las necesidades ciudadanas ante la situación de crisis sufrida en los últimos años". García Nieto, por otra parte, señala que aunque la crisis "ha alcanzado a todos los estamentos e instituciones", las aportaciones de la Junta en materia de servicios sociales, culturales y de cooperación local "se han mantenido en una buena línea", aunque "el cobro no se haya realizado con la temporalización prevista y hemos tenido que soportar retrasos".

 

Aunque de otros departamentos de la Administración autonómica no ha tenido "prácticamente nada" y "es necesario corregir esa tendencia porque esta ciudad tiene mayores necesidades que otras", como se refleja en los Presupuestos de este año.

 

Para 2015, García Nieto ha mostrado "mejores expectativas" desde diferentes consejerías como Cultura, Economía y Fomento, que espera que "ayuden a tener un mejor resultado económico y poder dar una respuesta positiva al gran reto de la celebración del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús".

 

Acerca del proyecto del Museo del Prado para Ávila, que data de hace una década, y sobre el que el ministro de Educación, José Ignacio Wert ha dicho que se redimensionara con un plazo de dos años, el alcalde manifiesta contemplar la idea "con esperanza por el anuncio de aumentar el fondo pictográfico en depósito, lo que supone un  atractivo mayor para los visitantes del museo".

 

"No obstante, a pesar del anuncio, seguiremos estado expectantes y exigentes con una infraestructura que hace mucho tiempo debería haber abierto sus puertas en Ávila", ha señalado el regidor.