García Cirac rechaza cualquier "complicidad con los rupturistas" y llama a la unidad de España

En su discurso con motivo del 31 aniversario del Estatuto de Autonomía, la presidenta de las Cortes regionales dice que el estado autonómico "ha respetado las diferencias y también las igualdades".

La presidenta de las Cortes de Castilla y León, Josefa García Cirac, ha hecho un llamamiento para “evitar la complicidad con los rupturistas cediendo en cuestiones que puedan afectarnos como Nación”. En su discurso institucional con motivo de la celebración del 31 aniversario del Estatuto de las Cortes de Castilla y León, ha recordado que el estado autonómico “ha respetado las diferencias y también las igualdades, permitiendo acercar posiciones muy diferentes”.

 

García Cirac dice que gracias a la Constitución “hemos construido España sobre su propia unidad, que es fuerte y antigua como la de pocos países de nuestro entorno”. Para la presidenta es importante “eludir posiciones equidistantes entre las propuestas que implican confrontación”. En su arenga a la unidad nacional la máxima mandataria del Parlamento autonómico ha asegurado que se han hecho “muchos esfuerzos por dar satisfacción a quien nunca se mostró satisfecho”.

 

En su discurso institucional muy centrado en la cohesión territorial y en la defensa del autonomismo, Josefa García alerta del riesgo de “alejarnos de nuestra realidad como Nación y del sistema aceptado por la gran mayoría de españoles, respetuosos y tolerantes”. Entre otros de los deberes propuestos por la presidenta están el de “replantearse la financiación autonómica, impulsar la reforma del Senado, la articulación de mejores mecanismos de cooperación y evitar la duplicidad de competencias”.

 

En su alocución, García Cirac ha ido desgranando algunas de las palabras de sus predecesores como Dionisio Llamazares, Carlos Sánchez, Manuel Estella o José Manuel Fernández Santiago. También ha tenido palabras de aliento y agradecimiento al trabajo de los 84 parlamentarios que con “sus palabras, sus intervenciones, sus discrepancias, sus acuerdos y  sus ideas” hacen una sociedad “mejor”.

 

“Solo el ejemplo de nuestro esfuerzo, honradez, prudencia, sentido común y generosidad en beneficio del interés general, nos devolverá una estimación social que no podemos permitirnos dilapidar”, ha dicho la presidenta del Parlamento, quien ha recordado que una de las principales voluntades es “la de devolver la ilusión a los desempleados de Castilla y León”.

 

Por último, en el discurso García Cirac en el que pide mirar el futuro con “esperanza”, ha explicado que Castilla y León es “un apasionante proyecto político, pero también y una forma de ser”.

Noticias relacionadas