Gallardón: "No se cerrará ni un solo Juzgado de Primera Instancia o Instrucción en España"

El Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha asegurado este miércoles que la nueva Ley Orgánica del Poder Judicial no cerrará ni un solo Juzgado de Instrucción o Primera Instancia en ningún Partido Judicial de España. Gallardón, junto a José Luis Concepción y José Antonio de Santiago Juárez, ha clausurado en Ávila el II Ciclo de Justicia del Norte de Castilla.

Alberto Ruiz Gallardón ha señalado que los Tribunales Provinciales de Instancia asumirán las competencias de las Audiencias Provinciales y los Organismos Unipersonales como son los Tribunales de Primera Instancia e Instrucción, pero ha anunciado que, aunque este nuevo organismo tendrá una circunscripción provincial, "subsistirán todas y cada una de las sedes judiciales que en estos momentos existen en España", de manera que no se cerrará ni un solo Juzgado de Instrucción o Primera Instancia en España, "sin excepción".

 

El Ministro ha informado de que, manteniendo todas las sedes judiciales en las capitales de provincia y las cabezas de partido, lo que hará es introducir criterios de flexibilidad en cuanto al funcionamiento y en cuanto a las competencias territoriales de cada sede. Esto permitirá dar agilidad al sistema con el objetivo último de disminuir al máximo la obligación presencial del ciudadano en cualquier sede judicial, bajo el convencimiento de que "mantener la dispersión geográfica no perjudica al sistema".

 

Gallardón ha asegurado que darán voz y voto a las Comunidades Autónomas en el desarrollo de la Ley de Demarcación y Planta, una vez aprobada la Ley Orgánica e independientemente de si tienen o no transferidas las competencias de Justicia, y se ha mostrado dispuesto a llegar un acuerdo con el Partido Socialista para dejar en esta Ley el condicionante de que cualquier modificación sobre la demarcación existente, tenga que ser informada favorablemente por la Comunidad Autónoma respectiva.

 

Corrupción

Con respecto a las anunciadas medidas anticorrupción, Alberto Ruiz Gallardón ha anunciado que el Proyecto de Ley prevé la supresión de los magistrados de los Tribunales Superiores de Justicia designados por los Parlamentos Autonómicos. "Carecía de justificación en la división de poderes", ha indicado, ya que estos tribunales son los competentes para juzgar a los aforados y los diputados de cada Comunidad Autónoma, procuradores en Castilla y León, están aforados "y teniamos una situación jurídica en la que los justiciables podíamos elegir a algunos magistrados que después nos iban a juzgar".

 

Para el Ministro de Justicia "esto era una contaminación entre el poder político, que puede ser juzgado, que elegía parte del órgano que podría en su caso juzgarle", que desaparece de la Ley.

 

Sucesión de la Monarquía

Sobre el debate suscitado por algunos sectores, que tras el anuncio de abdicación del Rey Juan Carlos I piden un referendum sobre la instauración de una República, Gallardón se ha hecho eco de la reflexión de "un político que decía el otro día que no se sentía vinculado por la Constitución de 1978 porque en su Comunidad Autónoma más de la mitad de los ciudadanos que tenían derecho a votar había nacido o habían cumplido la mayoría de edad después de la aprobación de nuestra Constitución". Ante esta reflexión, el Ministro se ha preguntado "qué haría entonces la canciller alemana con la Ley Fundamental de Bonn, de 1948, o el presidente Obama diciendo que no aplica la Primera Enmienda porque fue aprobada en el siglo XVIII y él no había nacido", lo que ha calificado como un "absurdo jurídico y político".

 

En este sentido, el titular de la cartera de Justicia ha recordado que la Constitución es susceptible de modificación "pero no de ser tergiversada, incumplida ni vulnerada porque nos vincula a todos los españoles". Así, "dice bien la Constitución lo que hay que hacer para tener un órgano distinto de los jueces, una forma parlamentaria distinta, un Gobierno Central distinto o una forma de Estado distinta. Abre cualquier hipótesis, pero mediante los organismos que la Constitución establece".

 

En su primera intervención oficial tras la noticia de la abdicación de Juan carlos I, Alberto Ruiz Gallardón ha mostrado su "más profunda gratitud y agradecimiento hacia una persona con la que estamos en deuda, no solo las generaciones que le acompañaron en la transición, sino todas las generaciones actuales, aunque quizá algunas de las actuales han olvidado ese titánico esfuerzo que consiguió unir en convivencia a aquellos que pensaban de forma tan distinta en tantos aspectos".