Galán defiende en Davos un cambio del mix energético que permita renovables maduras

El presidente de Iberdrola ha valorado positivamente el resultado de la Cumbre del Clima de París.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha participado este miércoles en el panel The transformation of energy, en el marco de la celebración de la reunión anual del Foro Económico Mundial que comienza en Davos-Klosters (Suiza).

 

Galán ha planteado un escenario para las próximas décadas que estará marcado, en primer lugar, por un aumento del 40% en la demanda energética hasta 2040 y, en segundo lugar, por los compromisos derivados de la Cumbre del Clima de París, celebrada el pasado mes de diciembre.

 

“El único camino para dar respuesta a estas dos tendencias es cambiar sustancialmente el mix energético, reduciendo el consumo de combustibles fósiles e incrementando la aportación de la electricidad, fundamentalmente en sectores como el transporte”, ha afirmado el presidente de Iberdrola.

 

Durante su intervención, Ignacio Galán ha explicado cuáles serán las tecnologías que tendrán un mayor desarrollo en los próximos años: aquellas lo suficientemente maduras como para dar soluciones a gran escala a un coste razonable.

 

Como ejemplos principales, el presidente de Iberdrola ha destacado la energía hidroeléctrica, que se incrementará un 60% en los próximos 25 años gracias a los proyectos en marcha en China, Latinoamérica, India y África, y la eólica, tanto terrestre como marina. Además, ha hecho referencia a los avances experimentados por la energía solar fotovoltaica, cada vez más eficiente.

 

“La mayor contribución de estas tecnologías requerirá aumentar la capacidad de absorción del sistema, para lo que se precisarán inversiones en redes, capacidad de respaldo –fundamentalmente centrales de ciclo combinado de gas– y almacenamiento de energía, especialmente mediante plantas de bombeo”, ha explicado Galán.

 

“El acuerdo alcanzado en París reafirma la estrategia de Iberdrola, basada en energías limpias, redes y almacenamiento”, ha afirmado el presidente de la compañía en el Foro de Davos.

 

Ignacio Galán ha recordado que los orígenes de Iberdrola están ligados a la generación hidroeléctrica y que el grupo fue pionero al apostar, hace 15 años, por el desarrollo eólico, que le ha llevado a ser líder mundial con 15.000 megavatios (MW) en operación.

 

El presidente de Iberdrola ha valorado además positivamente el resultado de la Cumbre del Clima de París, puesto que a pesar de ser un marco general que tendrá que ser desarrollado a través de medidas específicas, aumenta la seguridad del sector.

 

Galán ha añadido que, en este sentido, la herramienta más eficaz para cumplir con los compromisos de París será dar una señal adecuada de los precios del carbono: “Esta señal debería ser lo suficientemente robusta como para respaldar el cambio tecnológico”.

 

Dicha señal de precios debe ir acompañada, a juicio del presidente de Iberdrola, de políticas que permitan la sostenibilidad financiera de la industria a largo plazo y establezcan mecanismos de incentivos que no afecten a la factura final de los consumidores, como los créditos fiscales a la inversión que existen en Estados Unidos.