Funcionarios de Correos denuncian la intención de la empresa de suprimir un tercio de los empleos en Ávila

Más de medio centenar de funcionarios de Correos de Ávila se han concentrado este martes frente a la oficina de la Plaza de la Catedral contra los recortes en el servicio y por la confección de un Convenio Colectivo adecuado bajo el lema 'Salario, empleo y derechos'. Según los sindicatos, durante los próximos años desaparecerán cerca de 60 puestos de trabajo en la provincia.

Se trata, según ha informado el delegado de CCOO, José Martín, de la 'Marea Postal', un acto que se desarrolla en todas las provincias del país con el objetivo de "crear conciencia en los ciudadanos de la pérdida del servicio público y en los compañeros de correos de la pérdida de empleos, derechos y salario". Culminará en Madrid el día 27 de noviembre con una gran manifestación a la puertas del SEPI.

 

José Martín ha señalado que esperan "una importante respuesta porque la situación es muy complicada. El Gobierno no toma decisiones en cuanto al mantenimiento del servicio público y no hace que esta empresa sea viable".

 

Desde CCOO señalan que el Gobierno "no pone en marcha el Plan de Acción de la empresa, que debería estar paliando la pérdida de la carta. Tampoco pone en marcha el compromiso de la financiación del Servicion Público Universal, servicio que ninguna empresa privada podría hacer al ser deficitario, y tampoco facilita las mesas de negociación así que stamos sin convenio y sin esperar que lo haya en las próximas fechas".

 

Las centrales sindicales denuncian que en los últimos años se han amortizado 14.000 empleos y la empresa plantea ahora la pérdida de otros 14.000 en los próximos años y la aplicación inmediata de la reforma laboral. En Ávila la pérdida se fija entre 30 y 60 puestos de trabajo, un tercio de los 180 empleados de la plantilla existente, en los próximos años.

 

Antonia Sánchez, de UGT, ha apuntado que "estamos viendo que si se jubila un compañero extinguen la plaza. Luchamos por que no eliminen las bolsas de contratación porque estamos viendo que quieren hacer contratos a dedo y en prácticas, no sacan nuevos empleos y nos están dejando con unos salarios mínimos. Por lo menos que nos dejen como estamos".

 

Por su parte Antonio Lambás, de CSIF, ha informado de que en Castilla y León se han perdido ya 800 empleos. "Las compañías privadas están al acecho como buitres para llevarse el negocio de Correos. El Servicio de Correos era uno de los más valorados por los ciudadanos y su imagen se está deteriorando a pasos agigantados".