FSP/UGT impugnará el "nombramiento" del jefe de Servicios Sociales del Centro Infantas

FSP/UGT ha decido llevar al Juzgado la atribución de funciones realizada a M.L.R.S, que "se viene autoproclamando Directora del Centro Residencial sin base legal alguna", por entender que se ha producido fraude en la atribución de funciones para que desempeñe el puesto de trabajo de Jefe de Servicio de Cultura -dedicación normal- y Jefa de Servicios Sociales, que exige dedicación plena.

Desde la Federación de Servicios Públicos de UGT señalan que la citada M.L.R.S. "es una especie de 'to pa mi' en Diputación", pues su puesto de origen es el de Psicólogo en el C.R. Infantas Elena y Cristina, que tiene reservado, y de ahí tiene otro en comisión de servicio en el puesto de Jefe de Servicio de Cultura, - tras modificar la RPT para que pudiera desempeñarlo, lo que llaman “traje a medida”- y ahora en atribución de funciones ocupa un puesto, aseguran, cuya dedicación es exclusiva, a la vez que el de cultura, y Directora del Centro Residencial.

 

Desde el sindicato entienden que se ha hecho en fraude de ley, al aplicar la Ley de Función Pública de Castilla y León en detrimento de la normativa estatal, que es la que se debe aplicar para la provisión de puestos de trabajo en el centro residencial, tal y como se ha venido haciendo hasta la fecha.

 

Indican que no es la primera vez que este sindicato acude a los tribunales en materia de personal frente a la Diputación. Así se impugnó la selección de Técnicos para la Identificación de Oportunidades de Dinamización Económica y de Creación de Empresas en el Ámbito Rural por entender que se vulneraba el acceso en condiciones de igualdad a todos los ciudadanos al empleo público y así lo entendió también el Juzgado de lo Contencioso Administrativo, al condenar a la Diputación por vulnerar los derechos fundamentales regulados en los artículos 14 y 23,2 de la Constitución Española, al no haberse realizado en convocatoria pública.

 

Asimismo han pedido a la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León que cumpla los acuerdos firmados con la Diputación, para que en el C.R. Infantas Elena y Cristina, tras la inversión de 223.000 euros, se abran las Unidades de Convivencia y Convalecencia, para mejorar la calidad de vida de los residentes.

 
Señalan que en Segovia ya vienen funcionando estas unidades y que la unidad de convivencia de Avila aun no esta terminada y esta prevista para 19 residentes (17 habitaciones dos de ellas con camas dobles). De igual manera indican que la unidad de convalecencia está terminada y "debe de abrirse pues Ávila es la única capital de Castilla y León que no dispone de la misma, con el consiguiente deficit para los ciudadanos de Avila de servicios sanitarios. En Segovia, donde tienen cuatro centros residenciales dependientes de la Diputación, viene funcionando desde hace más un año. Estas unidades permiten  garantizar la continuidad de los cuidados desde que una persona dependiente recibe el alta en el hospital."