FSIE pide una equiparación retributiva integral para los docentes de la educación concertada

La Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza  de Castilla y León (FSIE), que ostenta la mayoría absoluta (74%) entre los trabajadores de la Comunidad (9.000 entre docentes y no docentes), reclama “estabilidad normativa” ante el comienzo del nuevo curso.

La Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza de Castilla y León (FISE), marca al gobierno regional cuatro objetivos prioritarios para negociar con el nuevo  consejero de Educación, Fernando Rey.

 

Por un lado, establecer un calendario de un nuevo acuerdo de analogía retributiva que alcance el 100%. FSIE entiende que no es admisible que la equiparación salarial al 96% en los conceptos retributivos básicos firmado en 2002 y ratificado en 2006, no haya alcanzado aún (13 años después)  el 100% como ya tienen otras muchas comunidades autónomas.

 

 

El sindicato reclama también un acuerdo de Centros en Crisis, inicialmente mediante prórroga, bajo las premisas actuales de defensa a ultranza del mantenimiento del empleo.

 

Por otro lado, insiste en la elaboración de un módulo específico a coste real para la enseñanza concertada de Castilla y León y la creación de un módulo autonómico para otros gastos con una referencia expresa  al salario del PAS (Personal de Administración y Servicios).

 

Por último, solicita retribuciones de los maestros que imparten en el primer ciclo de la ESO y que no cobran como licenciados.

 

FSIE continua reclamando intensamente el tan necesario Pacto Educativo en Castilla y León y a nivel nacional, basado en las competencias autonómicas en materia de Educación que de  estabilidad al sistema educativo sostenido con fondos públicos ( público y concertado ), proteja a los profesionales, a los centros y a los alumnos de los continuos vaivenes que provocan los sucesivos cambios legislativos.

 

Además pide  al Ministerio “estabilidad normativa” y solicita que cualquier cambio que se introduzca en los próximos meses en el sistema educativo cuente con consenso y perdure en el tiempo, con independencia de quien gobierne.