Froome es más 'amarillo' tras una crono en la que Dumoulin se comió al líder

El ciclista holandés voló para no dar opción ni a un Chris Froome (Sky) que, segundo, refuerza y mucho su maillot amarillo.

El ciclista holandés Tom Dumoulin (Giant-Alpecin) se ha impuesto este viernes en la decimotercera etapa del Tour de Francia, una contrarreloj entre Bourg-Saint-Andéol y La Caverne du Pont-d'Arc sobre 37,5 kilómetros, en la que voló para no dar opción ni a un Chris Froome (Sky) que, segundo, refuerza y mucho su maillot amarillo.

 

Esta 'crono' deja a dos claros ganadores. Por un lado, a un Tom Dumoulin que se exprimió para demostrar que se ha convertido en todo un especialista y firmar su particular doblete. No ha tenido fuerzas para hacer una buena general, pero sí para ganar dos etapas, la de Andorra en el final en alto en Arcalís y esta contrarreloj.

 

Dumoulin, que tuvo que esperar y esperar en la zona del podio hasta comprobar que ni Froome podía con su tiempo, se sincronizó a la perfección con su bicicleta y pese a que la etapa tenía dos repechos y el factor viento entró fuerte en juego acabó sacando 1:03 a Froome, segundo, y 1:31 a Nelson Oliveira (Movistar), tercero.

 

Por otro lado, quien sale más reforzado de los hombres que luchan por el triunfo final en París es Chris Froome, claramente el hombre a batir después de meter mucho tiempo a sus rivales. Siendo como es el único especialista de los que quieren el maillot amarillo, no desaprovechó la ocasión para separar a Yates, Mollema y Quintana antes de los Alpes.

 

Froome no pudo igualar la gran actuación de Dumoulin y, pese a perder la oportunidad de sumar un nuevo triunfo de etapa en el Tour de Francia, sí logró poner más tierra de por medio respecto a sus perseguidores. Con 51 segundos sobre Bauke Mollema (Trek-Segafredo), 1:58 sobre Adam Yates (Orica-BikeExchange) y 2:05 sobre Nairo Quintana (Movistar) respira tras los nervios de la caótica etapa del jueves en el Mont Ventoux.

 

El único que no le cedió más de 60 segundos fue un Bauke Mollema que, tras aguantar ayer a Froome y Richie Porte (BMC) en el Mont Ventoux hasta que el incidente con la moto puso la carrera patas arriba, en esta 'crono' hace sólida su aspiración al podio, cuanto menos. El holandés, sexto en la etapa a 1:54 de Dumoulin, es ahora segundo en la general a 1:47 del británico y jefe del Sky.

 

Adam Yates, el mejor joven, es ahora tercero a 2:45 de Froome y Quintana pierde su posición en el podio, siendo cuarto a 2:59 de Froome y a 14 segundos de Yates. Por su parte, el español Alejandro Valverde (Movistar) hizo mejor 'crono' que Quintana y asciende a la quinta posición en la general provisional, a 18 segundos del colombiano. En la 'crono', el murciano fue 15º y Quintana 20º con 22 segundos perdidos sobre Valverde.

 

Pese a que fue 21º en la 'crono' y pese a haber empezado muy fuerte, Richie Porte gana tres puestos en la general y es octavo, siendo el corredor que más ha progresado en cuanto a posiciones dentro del 'Top 15' junto a Roman Kreuziger (Tinkoff), ahora undécimo y a tiro de Fabio Aru (Astana), quien se hundió en la 'crono' y demostró que no está, para nada, dentro de la lucha.

 

También sufrió, como era de esperar, Joaquim 'Purito' Rodríguez (Katusha), 42º en la etapa a 4:46 de Dumoulin y que deberá volver a ponerse a tono en los Alpes si quiere, en el que será su último Tour de Francia tras anunciar que se retiraba a final de temporada, firmar cuanto menos un 'Top 10'. El catalán es decimotercero a 38 segundos de Aru y tiene por medio a Louis Mentjes (Lampre-Merida) y a Kreuziger, sobre quienes parece tener ventaja en la montaña visto lo visto en los Pirineos.

 

De cara a este sábado, la decimocuarta etapa partirá de Montélimar y llegará a Villars-les-Dombes (Parque de los pájaros) tras 208,5 kilómetros. Una etapa larga de perfil escarpado con tres cotas de 4 categoría en la primera mitad del recorrido en las que se podría formar una fuga. Después el perfil se suaviza con lo que el pelotón, sobre todo los equipos con esprinters, intentará llegar en grupo para luchar por el triunfo parcial.