Frío y lluvia marcan el inicio del Puente, que terminará con cielos soleados

El frío y las precipitaciones, sobre todo en el norte y oeste peninsular, marcarán el inicio del Puente de la Constitución, aunque a partir del sábado los cielos se irán despejando..

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)



"El puente se va a caracterizar por la existencia de dos fases", ha detallado Lomas, quien ha añadido que, a partir de este jueves, las lluvias en el extremo norte peninsular se irán debilitando aunque por el oeste entrará una nueva borrasca que dejará precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el oeste de Galicia, con intervalos de viento fuerte en el litoral oeste gallego, desembocadura del Ebro, Ampurdán y Baleares.

Esta situación se irá extendiendo a lo largo del viernes a casi toda la Península aunque las precipitaciones serán localmente fuertes o persistentes en el entorno del Estrecho, con intervalos de viento fuerte en el litoral de Almería, cantábrico oriental y Ampurdán.

Para el viernes, la cota de nieve si situará entre los 1.500-2.000 metros, con temperaturas en general en ligero ascenso en la mayor parte del país, salvo en el extremo norte peninsular, donde habrá pocos cambios. "Esta masa de aire cálida dejará una sensación de ascenso de las temperaturas, que serán más suaves", ha precisado Lomas.

A modo de ejemplo, ha señalado que las máximas rondarán estos días entre los 13 y 15 grados en A Coruña; los 8 y los 10 grados en Madrid; los 8 y los 11 grados en Zaragoza; los 12 y 14 grados en Barcelona; los 14 y 17 grados en Sevilla; y los 15 y 17 grados tanto en Palma de Mallorca como en Valencia. Mientras, las mínimas oscilarán entre los 10 y 6 grados en A Coruña; los 7 y los 5 grados en Barcelona; los 5 y 1 grado en Zaragoza y los 4 y 0 grados en Madrid, entre el viernes y el domingo.

De cara al fin de semana, el portavoz de la AEMET ha puntualizado que el tiempo "cambiará a mejor", con posibilidad de lluvias débiles, localmente moderadas, en el Cantábrico, Alto Ebro y Pirineos, mientras que el domingo "será el día más estable", con predominio de cielos poco nubosos en la mayor parte del país, salvo en el litoral sur mediterráneo, este de Baleares y cantábrico oriental, donde hay posibilidad de alguna lluvia débil, y temperaturas con pocos cambios.