Francia detecta un descenso en coches robados por ETA en territorio galo

Descartan definitivamente la autorĂ­a de ETA en el robo de un camiĂłn cargado con explosivos y detonadores en Grenoble

El nĂşmero de coches robados en acciones atribuidas a ETA en Francia ha descendido, segĂşn han detectado los servicios de seguridad franceses. Fuentes de la lucha antiterrorista han informado a Europa Press de que el nĂşmero de sustracciones no llega a superar la cifra de un vehĂ­culo al mes.

La banda solĂ­a llevar a cabo varios robos en un corto periodo de tiempo y despuĂŠs permanecĂ­an semanas sin volver a actuar, sin embargo, las fuentes consultadas indican que este 'modus operandi' lleva tiempo sin producirse.

No obstante, las fuentes consultadas recuerdan que el aprovisionamiento de coches por parte de la banda no es tanto una actividad regular, sino que se mueve en funciĂłn de las necesidades concretas de los terroristas en cada momento. Actualmente la banda cuenta con la plantilla mĂĄs reducida de su historia, compuesta por apenas unas decenas de pistoleros.

Algunos de los coches robados aparecen abandonados y calcinados tiempo despuĂŠs, una prĂĄctica habitual de los terroristas cuando quieren abandonar sin dejar pruebas un vehĂ­culo que consideran 'quemado'. Las autoridades galas atribuyen estas sustracciones a la actividad clandestina de ETA y a la necesidad de cambiar periĂłdicamente de escondite para no ser descubiertos por las fuerzas de seguridad.

Otras fuentes consultadas advierten de que ETA sigue realizando movimientos en Francia entre los que se incluyen los traslados de material. AsĂ­ lo admitiĂł la propia ComisiĂłn Internacional de VerificaciĂłn (CIV) en su informe pĂşblico tras su Ăşltima reuniĂłn en Bilbao del pasado enero.

"ETA sigue siendo una organizaciĂłn clandestina y armada" y, "como tal, sigue cometiendo actos ilegales como la falsificaciĂłn de documentos y el mantenimiento de arsenales", advirtieron por escrito los verificadores.

No robaron los detonadores
Por su parte, la investigaciĂłn relacionada con el robo de cerca de 200 kilos de explosivos de un camiĂłn el pasado 1 de marzo en Isere, localidad gala cerca de Grenoble ha descartado por completo la autorĂ­a de ETA a pesar de que en esa misma localidad, la banda llevĂł a cabo en el aĂąo 2001 el robo de una gran cantidad de explosivo Titadyne que ascendĂ­a a 1.600 kilos.

En este caso el camiĂłn estaba cargado con una tonelada de explosivo, pero los autores del robo tan sĂłlo llegaron a robar una parte. Las fuentes consultadas han indicado que en el vehĂ­culo habĂ­a ademĂĄs varios detonadores que tampoco fueron sustraidos.