Fran Rivera y Lourdes Montes presentan a su hija Carmen

Un final feliz tras el susto inicial que vino con la terrible cogida que sufrió el diestro y por la que tuvo que pasar por quirófano y ser enviado al hospital de Zaragoza.

Francisco Rivera ya ha sido dado el alta. El torero abandonaba sobre las dos de la tarde la clínica Quirón Sagrado Corazón de Sevilla donde fue trasladado para estar junto a Lourdes y estar presente en el parto.

 

Un final feliz tras el susto inicial que vino con la terrible cogida que sufrió el diestro y por la que tuvo que pasar por quirófano y ser enviado al hospital de Zaragoza. Ahora, la familia podrá disfrutar en casa de la pequeña Carmen que vino al mundo el pasado 19 de agosto.

 

Una niña sana que le ha dado fuerzas a su padre a superar esta dura prueba. Y es que Francisco no dudó ni un segundo en marchar hasta Sevilla para recuperarse allí y poder ver la cara de su primera hija junto a Lourdes Montes.

 

Muy agradecidos y emocionados, la feliz familia abandonaba el hospital de Sevilla, acompañados de la pequeña Carmen. La recuperación del torero ha sido realmente rápida teniendo en cuenta la gravedad de la cogida. Ahora Fran podrá descansar en casa y disfrutar de su pequeña Carmen.