Fomento impulsa las conexiones de alta velocidad desde Valladolid a León y Burgos

Maquinaria en los trabajos de la línea de alta velocidad ferroviaria

La principal inversión, de más de 33,5 millones de euros, corresponde a la adjudicación del contrato de suministro y transporte de carril para las líneas de alta velocidad Valladolid-León y Venta de Baños-Burgos.

El Ministerio de Fomento, a través del Consejo de Administración de Adif Alta Velocidad, ha dado un nuevo impulso a las conexiones de alta velocidad entre el norte y el centro peninsular al aprobar la adjudicación de varios contratos por importe global 65.652.434 euros (IVA incluido) para las líneas de alta velocidad (LAV) Valladolid-León y Venta de Baños-Burgos, inscritas ambas en el Corredor Norte-Noroeste.

 

SUMINISTRO Y TRANSPORTE DE CARRIL 

 

El mayor de los contratos, por importe de 33.570.713 euros (IVA incluido), corresponde a la adjudicación del suministro y transporte de carril para las LAV Valladolid-León y Venta de Baños-Burgos.

 

La adjudicación incluye la laminación de 35.200 toneladas de carril en barras de 90 m de longitud, el transporte hasta la planta fija de soldadura eléctrica, la base de acopio situada en Villada (Palencia) o la propia traza, así como la asistencia para la descarga de las barras.

 

Un total de 22.623.939 euros (IVA incluido) se invertirán en la ejecución de las obras y el mantenimiento de las subestaciones eléctricas de tracción y centros de autotransformación asociados, telemando de energía y líneas de alta tensión vinculadas a la LAV Valladolid-León.

 

En este contrato también se contempla la acometida de 400 kV a las subestaciones de Dueñas y Becerril de Campos (Palencia), correspondiente a la Fase I del proyecto, y el proyecto constructivo de un Telemando de Energía, dentro de la LAV Valladolid-León, mientras que en la Fase II del mismo contrato se abordará el proyecto constructivo de la subestación eléctrica de tracción y centros de autotransformación asociados a la LAV Venta de Baños-Burgos, así como el Telemando de Energía para el mismo tramo de alta velocidad.

 

Estas actuaciones se han adjudicado a la UTE (Unión Temporal de Empresas) formada por Siemens y Teléfonos, Líneas y Centrales, y tienen un plazo de ejecución de 20 meses.