Floriano, sobre el "Pásalo" de 2004: "Ahora vemos que estaban allí tanto comunistas como socialistas"

Carlos Floriano

El vicesecretario de Organización y Electoral del Partido Popular, Carlos Floriano, ha criticado que el PSOE "reivindique" la autoría de los SMS que se enviaron el 13 de marzo de 2004, dos días después de los atentados del 11-M en Madrid y la víspera de las elecciones generales, para protestar frente a las sedes del PP.

En una entrevista en Telemadrid recogida por Europa Press, Floriano ha afirmado que esa convocatoria fue "uno de los hechos más antidemocráticos que se han producido en España", porque lo que se hizo fue "violentar una jornada de reflexión". Además, ha lamentado que se acudiera a las sedes del PP a llamar "asesinos" no a los autores de un atentado, sino a los miembros de un Gobierno democrático.

El pasado fin de semana, Iglesias aseguró que el SMS con la palabra "pásalo" en el que se instaba a los ciudadanos a concentrarse junto a la sede nacional del PP en Madrid se gestó en su facultad, y el PSOE replicó que "nadie debería atribuirse lo que fue una acción de la sociedad".

Refiriéndose a ese cruce de declaraciones, el dirigente 'popular' ha dicho que "ahora parece que los socialistas reivindican la autoría de la convocatoria". "Lo negaron, pero ahora vemos que estaban allí tanto comunistas como socialistas", ha añadido

EL PSOE ESTÁ EN EL "NO" A TODO

Por otro lado, Floriano ha señalado que el PSOE se encuentra en "un momento muy complicado" por una falta de liderazgo de su secretario general, Pedro Sánchez, por la sombra de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y porque "su electorado está huyendo a Podemos" y eso tiene "muy condicionado" al líder de la oposición.

Ante esta situación, el PSOE está en la posición de decir "no" a todo, según el vicesecretario de Organización del PP, que ha criticado que este miércoles "no quisieran pactar ni siquiera medidas contra la violencia de género porque lo único de lo que se trata es de echarle la culpa al Gobierno de todo, en lugar de intentar resolver problemas".

Asimismo, ha acusado a los socialistas de decir "lo contrario que cuando tenían responsabilidades de gobierno", mencionando por ejemplo la petición de volver a modificar el Artículo 135 de la Constitución --sobre la estabilidad presupuestaria-- o las críticas a una Ley de Transparencia que, según ha dicho, ellos no fueron capaces de poner en marcha.

Por último, ha reprochado al PSOE que no haya apoyado las medidas contra la corrupción ni las que, según el Gobierno, están contribuyendo a salir de la crisis: "Considero que se han quedado fuera". "Nosotros vamos a terminar con la corrupción y con los corruptos, contra el criterio del PSOE, que parece estar jugando a otra cosa", ha subrayado.