Florentino: "Casillas es un símbolo de este club y, si algún día se equivoca, necesita cariño"

Florentino Pérez defendió a ultranza a tres de sus jugadores por los que fue interpelado, Cristiano Ronaldo, Íker Casillas y Gareth Bale.

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, afirmó que no "va a caer en cuestionar" al delantero portugués Cristiano Ronaldo, ya que para él toda la plantilla ha sufrido "un bajón", y lamentó el clima de "gran presión" mediática sobre el entrenador y jugadores del conjunto blanco.

 

"¿Cristiano? No voy a caer en cuestionarle. Hay gente que no nos quiere porque el Madrid es muy grande y no vamos a hacerle caso. Todos han tenido un bajón. Está trabajando para recuperarse y con la ilusión de luchar para ser Balón de Oro otra vez", manifestó el máximo mandatario blanco en rueda de prensa.

 

A su juicio, la unión que existe en el vestuario del Real Madrid es "de las mejores" desde que accedió a la presidencia por vez primera en 2000. "Solo se destacan las anécdotas para querer desestabilizar por parte de una minoría, pero es muy difícil porque somos una entidad de 113 años de historia y representa en el mundo una leyenda", comentó.

 

Asimismo, lamentó que se haya dado excesiva "trascendencia" a la fiesta de cumpleaños de Cristiano Ronaldo tras la derrota en el derbi liguero contra el Atlético de Madrid, y se mostró convencido de que el portugués volverá a hablar antes de final de temporada pese a que anunció lo contrario tras la derrota contra el Schalke. "No he hablado con él y no sé si es verdad o no. Seguro que saldrá a hablar, sobre todo cuando ganemos la 'Undécima'", señaló.

 

IKER CASILLAS

 

Acerca de los pitos que volvieron a aparecer en el Santiago Bernabéu contra Íker Casillas, dijo que algunas críticas "no bienintencionadas" han alimentado un "nivel de autodestrucción" sobre el que quiso llamar la atención a los aficionados para que apoyen a sus jugadores.

 

"Casillas es un símbolo de este club y, si algún día se equivoca, necesita cariño y apoyo de todos los aficionados. Ya tenemos bastante con lo que viene de fuera para que caigamos en alguna trampa de fuera, de alguien que quiere crear una atmósfera autodestructiva. Que la autocrítica no traspase las fronteras porque está hecha por alguien que no quiere a nuestro club", indicó.

 

Dijo que el Real Madrid ha atravesado por etapas buenas y malas, pero, según él, alguien pensaría que ha "bajado a Segunda". "No sé lo que es tocar fondo, estamos segundos en Liga y hemos pasado a los cuartos de la 'Champions', que no es fácil y no todo el mundo lo logra. No siempre vamos a ganar la Copa de Europa, ni la Liga, aunque somos el que más tiene. No es posible que los que se vayan sean los mejores y los que vienen estén cuestionados", declaró.

 

Sobre el delantero galés Gareth Bale, recordó el "lío" que se armó cuando le ficharon con una presunta hernia, "cuando no la tenía y que no era jugador de fútbol". "Y ahora hay que cambiar de sistema para que no juegue. Esto es lo que hace daño: condicionar la voluntad del entrenador por intereses que no se han conseguido de una manera u otra", denunció.

 

Bale es, para el presidente blanco, "uno de los mejores del mundo". "Los clubes más importantes lucharon y seguirán luchando por tenerle y, en su primer año, lo que fue capaz de hacer en las dos finales que jugamos ... El mejor partido de la historia de la 'Champions' fue en Múnich y todos recordamos cómo jugo la BBC", sentenció.