Finaliza el programa ‘Verano Sin Límites’ de PRONISA

Durante el mes de julio una veintena de personas con discapacidad han participado en las distintas actividades programadas.

El ‘Verano Sin Límites’ de PRONISA Plena Inclusión ha llegado a su fin. Durante todo el mes de julio una veintena de personas con discapacidad, cinco niños de entre 9 y 12 años y un grupo de adultos de la residencia Espíritu Santo, han participado en las distintas actividades propuestas.

 

En la jornada de este viernes el grupo ha realizado deportes acuáticos y de multiaventura en las instalaciones del Club La Casa del Barquero ubicadas en el pantano de El Burguillo (El Barraco).

 

A lo largo del mes, los participantes han acudido a dichas instalaciones una vez por semana para realizar distintas prácticas acuáticas como paseos en canoa y piraguas, paddle surf, deslizadores o paseos en embarcaciones a motor. Fuera del agua, también han realizado rutas de senderismo y paseos culturales y medioambientales por el entorno del Valle de Iruelas.

 

En el transcurso de la jornada, los participantes han recibido la visita del presidente de PRONISA, Manuel Maíz y el director-gerente de PRONISA, Jaime Rodríguez, que han agradecido a los chicos, colaboradores y a los monitores su participación y confianza en los proyectos puestos en marcha desde la entidad y los han deseado unas felices vacaciones.

 

Como fin de fiesta, los participantes junto a los monitores y algunos familiares han podido disfrutar de una comida junto al embalse.

 

VERANO SIN LÍMITES

 ‘Verano Sin Límites’ es un programa organizado por PRONISA Plena Inclusión destinado a disfrutar del tiempo de ocio durante la época estival facilitando de este modo la conciliación de la vida laboral y familiar. Un programa que ha contado con la colaboración de la Fundación Inocente Inocente.

 

Durante el mes de julio, los participantes han realizado juegos y talleres dirigidos por siete monitores, tres titulados y cuatro en prácticas, a los que se han sumado varios técnicos y especialistas para la práctica de otro tipo de actividades como caninoterapia junto con la asociación Equican Ávila, deportes inclusivos en colaboración con la Asociación Overcome Ávila, actividades acuáticas en las instalaciones de La Casa del Barquero en el pantano de El Burguillo, danzaterapia en colaboración con Body Wellness, equino terapia en la pista ecuestre del Valle de Iruelas y biodanza o consciencia corporal.

 

También se han realizado diferentes excursiones por la ciudad y a Las Navas del Marqués donde se realizó una yimkana acuática junto con la asociación local RespiNavas.

 

Noticias relacionadas