Fiesta de la Vida en Ávila

Fiesta por la Vida en Ávila

Por sexto año consecutivo se celebró ayer en Ávila el Día Internacional de la Vida, esta vez organizado por Derecho a Vivir y RedMadre Ávila, con la participación de más de medio millar de personas.

En un clima festivo y familiar y por sexto año consecutivo se celebró ayer en Ávila el Día Internacional de la Vida. Esta vez, el acto organizado por Ávila por el Derecho a Vivir y RedMadre Ávila ha quedado impregnado de un tono más festivo si cabe, para celebrar “la alegría de estar vivos y el deseo de que todos los seres humanos puedan disfrutar también de ese primer y fundamental derecho, sin el cual no es posible ningún otro”, en palabras de la coordinadora de Ávila por el Derecho a Vivir y presentadora del acto, Cecilia Real.


En esta Fiesta de la Vida se favoreció la participación activa de los asistentes; así, el más de medio millar de niños, jóvenes y adultos fueron plasmando en un panel sus razones para decir “Sí a la vida” y “No al aborto”. Dos caras de la misma moneda, con síes como “Sí a dar la oportunidad a las mujeres de seguir adelante con el embarazo” o el “Sí a la ayuda a las personas mayores y a las enfermedades raras”; entre los noes podía leerse “No a la pena de muerte prenatal”, “No a destinar fondos públicos para matar a niños indefensos” y “No a la discriminación de la mujer embarazada o que planee estarlo”. Entre las frases más repetidas, estaba el “Sí a las ayudas a la maternidad” y “Si tu madre hubiera abortado tú no estarías aquí”; también destacaban reflexiones como “Si el aborto no es asesinato, el canibalismo es gastronomía”, “¿Puedes devolver la vida? Entonces no te apresures a la hora de quitarla”, “El aborto es irreversible”, “Yo vivo, tú vives, ¿por qué el niño no nacido no puede vivir?” y “No al aborto porque mata seres humanos”.


La nota más festiva pusieron los niños, que fueron invitados a dar color con sus pinturas al gran “Sí a la Vida” que, posteriormente, se colocaron en la gran pancarta para completar el lema de esta celebración y de las decenas de actos que han festejado la vida a lo largo y ancho de nuestro país, así como en el extranjero: “Sí a la Vida. Por la vida, la mujer y la maternidad”.


Los asistentes pudieron escuchar el testimonio de Isabel, médico de familia que dejó patente "la coacción y las presiones que sufre la mujer para abortar: Ninguna mujer me ha comunicado nunca ‘Quiero abortar’ o ‘He decidido abortar’; lo que siempre me han dicho es ‘Tengo que abortar’ (por presiones laborales, sociales, familiares o de su pareja)”.

 

 


Tras la lectura del Manifiesto, en el que se pidió a los poderes públicos que se comprometan con la maternidad y la familia pero, ante todo, con la defensa de la vida, se pudo degustar unu “Pinchito solidario”.