Feve prevé vender o ceder a la iniciativa privada la explotación de sus trenes turísticos

Transcantábrico de Feve
Feve estudia vender o ceder a la iniciativa privada la gestión de sus trenes turísticos, como el Transcantábrico o el Al Andalus, según informó a Europa Press el presidente de la compañía, Antonio Aguilar Mediavilla.
MADRID, 9 (EUROPA PRESS)



Empresas y operadores del sector turístico han mostrado su interés por hacerse con estos productos al operador ferroviario de vía estrecha, que ya ha elaborado un cuaderno de venta o cesión de la gestión de estos trenes.

La división de servicios turísticos de Feve, que cuenta con una flota de 56 trenes, generó el 15% de la facturación total de Feve en 2011. En concreto, aportó 5,17 millones de euros.

La venta o cesión a la gestión privada de estos servicios por parte de Feve se enmarca en la reforma ferroviaria aprobada por el Gobierno el pasado verano con el fin de abrir a la competencia el transporte de viajeros en tren en julio de 2013.

En virtud de esta reforma, Feve desaparecerá como empresa a finales de este año. El operador se escindirá de forma que sus trenes, su explotación y el personal correspondiente se integrará en Renfe, y las vías y el resto de infraestructuras ferroviarias, también con sus trabajadores, en Adif.

En la actualidad, Feve explota cuatro trenes turísticos, algunos de los cuales incluyen servicio de hotel. Se trata del Transcantábrico Gran Lujo, el Transcantábrico Clásico, el Al Andalus y el Expreso de La Robla.

HOTEL SOBRE RAÍLES.

El Transcantábrico Gran Lujo es, según Feve, el tren turístico más veterano de España y está considerado como uno de los cinco mejores del mundo. Se trata de un tren-hotel de cinco estrellas que realiza un viaje de ocho días entre Santiago de Compostela y San Sebastián.

El Transcantábrico Clásico circula desde hace tres décadas y, según la empresa, combina el "encanto de los míticos trenes de principios del siglo XX con las comodidades más avanzadas del siglo XXI".

Por su parte, el tren Al Andalus recorre Andalucía entre los meses de mayo y diciembre (excepto julio y agosto) realizando viajes de seis días en un tren cuya "orfebrería ensambla con el embrujo andalusí y el glamour de la 'belle époque'".

El Expreso de la Robla, de su lado, brinda la oportunidad de viajar en un tren de época, con todas las comodidades de cualquier hotel y a un precio muy asequible para conocer el Norte de España, de Bilbao a León.