Ferrer gana a un combativo Kohlschreiber para meterse en semis de 'su' Godó

David Ferrer

El tenista español David Ferrer, actual número 8 del ranking ATP, ha ganado este viernes al alemán Philipp Kohlschreiber (6-3 y 7-6[5]) en los cuartos de final del Barcelona Open Banc Sabadell-63º Trofeo Conde de Godó.

Ferrer precisó de 1:44 minutos para sellar su pase a 'semis', con una segunda manga que duró más de una hora que fue clave pues el alicantino no pudo nunca coger ventaja ni imponer su juego. En el 'tie break' sí lideró al lograr tres 'mini breaks' y, a la tercera bola de partido que tuvo, logró romperle el servicio al alemán y levantar los brazos al cielo de la Pista Central del RCT Barcelona-1899.

Y es que más que un billete a una semifinal de un torneo ATP 500 es seguir teniendo vía libre para ganar por fin su primer Godó. A nadie escapa que 'Ferru', muy querido en Barcelona, tiene cuentas pendientes con un torneo que ha dejado escapar cuatro veces en una final, siempre contra Rafa Nadal, y otras dos en semifinales. Este año, con la eliminación del balear en los octavos de final, que iba por su cuadro, tiene vía libre.

Primero deberá superar en las semis al ganador del duelo entre el español Pablo Andújar y el italiano Fabio Fognini, el verdugo de Nadal. Así, no lo tiene ganado, pero este triunfo ante Kohlschreiber le dará a buen seguro moral y confianza para luchar por sumar una final más en Barcelona, por lo menos. Y, además, tuvo buenos momentos de buen juego.

En el primer set Ferrer empezó a tomar ventaja en el cuarto juego, rompiendo el servicio del alemán. Pese a que Kohlschreiber le devolvió la jugada en el séptimo juego, Ferrer estuvo atento para romperle en blanco el saque y después cerrar la manga con un 6-3 que le daba ya medio pase a semifinales.

Más costó el segundo set, pues Kohlschreiber, número 25 del mundo y que hizo semifinales en 2013 y también cuartos el año pasado en Barcelona, vendió cara su piel. Se rompieron el servicio hasta seis veces, de forma consecutiva, en los primeros siete juegos. Empezó manteniéndolo Kohlschreiber y a partir de ahí se lo fueron rompiendo, hasta que Ferrer puso punto y final a esa ruleta.

Con 4-4 y servicio para Kohlschreiber se entró en la fase clave del partido. El alemán servía para tomar ventaja y lo logró, pero cuando restaba para igualar el partido e ir al tercer set fue cuando Ferrer se hizo fuerte. Así, tras repetirse la tónica en los dos siguientes juegos, se llegó al 'tie break' con todo o nada para el germano de Augsburgo pero donde Ferrer fue más fuerte, pese a no cerrar el partido hasta el tercer 'match point' por 7-5.