Fernando Torres... ¿selección?

"Sería una sorpresa que esté en la lista de la Eurocopa porque llevo dos años sin ir", dijo el delantero del Atlético de Madrid.

El jugador del Atlético de Madrid Fernando Torres afirmó que para él "siempre ha sido un orgullo" jugar con la selección española y la "muestra más firme" es que, a pesar de que lleva "dos años" sin ser convocado, aún no ha dejado la absoluta, destacando que ojalá pueda estar en el "futuro".

  

"Es un tema del que no me gusta hablar porque luego todo se malinterpreta porque cuando uno quiere ser transparente y dejar todo claro a veces es mucho peor. Jugar con la selección siempre ha sido un orgullo que llevo dentro y la muestra más firme de ello es mi compromiso. Sin embargo, sería una sorpresa que esté en la lista de la Eurocopa porque llevo dos años sin ir", dijo Torres en el Encuentro Informativo de EFE Fórum Deportes.

  

Además, el de Fuenlabrada expresó que entiende que haya habido un "cambio" y que no haya entrado en los "planes" de Vicente del Bosque, pero que ojalá pueda estar en un "futuro". "Yo después del Mundial de Brasil no he tenido noticias de la selección", apuntó.

  

El delantero rojiblanco también quiso dejar claro que no quiere que estas palabras sienten mal en el vestuario de la 'Roja'. "Ya veremos lo que pasa, pero todo lo que he dicho no es ni una mala palabra para nadie", aseveró.

  

Siguiendo con el conjunto dirigido por Del Bosque, Torres fue cuestionado por Aritz Aduriz y señaló que "siempre" ha sido un jugador que le ha "encantado" y que en el conjunto vasco se le ve "feliz y con confianza". "Todo jugador tiene que encontrar su sitio y en el Athletic lo tiene. Es un jugador con confianza y que en esta temporada ha hecho lo que siempre ha venido haciendo, goles, goles y más goles. Disfruto mucho viéndole jugar", recalcó.

  

Por otro lado, el jugador del Atlético de Madrid también recordó el gol que anotó ante Alemania en la final de la Eurocopa de 2008 y comentó que fue "clave" para la absoluta y que fue la "confirmación" de que haciendo las cosas en las que creían todo podía pasar. "Antes de esa Eurocopa íbamos a estadios y la gente nos pitaba, no creían en el equipo y hubo muchas críticas", subrayó.

  

"En los últimos partidos de esa Eurocopa fuimos pitados y Luis (Aragonés) recibió unas críticas absurdas y tremendas. En ese momento nos hizo ver que era posible y real ganar. Si hubiésemos perdido todas las críticas se nos habrían venido encima y un gol lo cambió todo, pero para mi también había otros recuerdos por los que luchar", prosiguió.

  

En esta línea, comentó que "nunca" pensaba que iba a jugar en la selección y "menos ganar un Mundial y dos Eurocopas". "Veía a los grandes del fútbol levantando trofeos y aquel día nos dimos cuenta de que sí se podía. La ambición del grupo era tremenda, pero si en 2008 no hubiésemos ganado, no sé si habría llegado el Mundial en 2010 y la Eurocopa en 2012. A los bajitos no los queríais ni ver y nos han dado mucho", remarcó.

  

Finalmente, el jugador 'colchonero' señaló a Aragonés como gran artífice del cambio y declaró que fue él quien les hizo "creer que se podía". "Cara a cara Luis era diferente, meticuloso, con manías y tenía que estar todo a la perfección y se daba cuenta de todo. Luego si algo faltaba le tiraba de la oreja al responsable", aseveró.

  

"No sabía nada de esta historia (el hijo de Luis Aragonés le animó a no abandonar la selección) y creo que es magnífica, que en un momento de soledad, en el que parece que todo está perdido, sea un hijo el que anima al padre seguir lo que él le ha enseñado en el pasado. Y a perseguir lo que quieres, a lucharlo. Por eso el fútbol es tan bonito, depende de cosas que ni uno sabe", concluyó.