Fernando Rodero, vigilante ante el cumplimiento de la Junta del Programa Medora

Mejorar el sistema informático Medora de Atención Primaria, estableciendo la unificación con el sistema Jimena  de Atención Especializada, es una de las prioridades de los compromisos adquiridos por la Junta en el mes de septiembre.

El procurador en las Cortes de Castilla y león, Fernando Rodero, ha declarado hoy estar vigilante para que la Junta de Castilla y León cumpla con los compromisos adquiridos en septiembre de este año, en relación con el programa MEDORA, y tras la aprobación de una Proposición no de Ley de los socialistas en las que se pedía:

 

Mejorar el sistema informático Medora de Atención Primaria estableciendo la unificación con el sistema Jimena  de Atención Especializada. Esta unión deberá permitir el acceso mutuo a todas las actuaciones sanitarias que se consignen en ambos sistemas: análisis, constantes, informes, pruebas…etc., manteniendo la necesaria protección de datos y el derecho a la privacidad del usuario.


Instar al Consejo Interterritorial a lograr una interconexión entre todos los sistemas informáticos autonómicos.


Los datos del sistema informático del SACYL deben tener la máxima protección evitando su utilización por centros sanitarios privados.


Permitir la accesibilidad a internet desde los equipos de software disponibles en los centros del SACYL.


Mejorar y simplificar la conexión de los equipos modificando los códigos del password, contraseña y usuario.


Ampliar y mejorar  el horario de atención en el Centro de Atención al Usuario (CAU).

 

Y es que, a juicio de Rodero, la filosofía del sistema de información MEDORA tenía como fin construir una herramienta de trabajo para los profesionales, para mejorar la asistencia a los pacientes, avanzando hacia un sistema de asesoramiento a profesionales e integrando toda la información clínica de los pacientes en un entorno que, manteniendo la confidencialidad de todos los datos clínicos, comparta la información necesaria con todos los niveles sanitarios que tienen contacto con los pacientes, “pero esto no es más que un bonito deseo, hoy todavía lejos de alcanzar. Los constantes fallos locales y autonómicos dificultan sobremanera la necesaria utilización del sistema informático Medora”, dice Rodero que también añade que “el número de incidencias anuales se mide por miles en todo el territorio del SACYL lo que supone uno de los más importantes obstáculos de los profesionales sanitarios en su quehacer diario”.

 

En resumen, Rodero espera que este programa implantado hace diez años y con un coste de diez millones de euros comience a funcionar como es debido, que  más pronto que tarde los profesionales de la sanidad puedan conectarse a internet en su horario de trabajo y que la “Historia Clínica Unificada” que impulsaría decididamente la coordinación entre los centros de salud y los hospitales repercutiendo significativamente en una mejora de la atención sanitaria a la ciudadanía, sea una realidad.