Fernando Rodero: “Los ataques del PP a la educación pública no tienen fin”

El procurador socialista ha manifestado que muchos estudiantes tendrán que abandonar sus estudios de idiomas por el incremento de las tasas. Asimismo, ha recriminado al gobierno de Herrera los recortes en becas

Fernando Rodero ha criticado las trabas que “el Partido Popular está poniendo para acceder a la educación, bien sea universitaria, o bien sea para el aprendizaje de idiomas. Cuando se trata de atacar los pilares del Estado de Bienestar como la educación o la sanidad, al PP no le duelen prendas”.  

 

“La subida de casi el 70% en el precio de la matrícula de las Escuelas de Idiomas de la comunidad en los últimos dos cursos, no son más que una zancadilla al acceso a la formación. Desde 2011, cuando se pagaba 65 euros por la matrícula ordinaria, los estudiantes han pasado a tener que abonar 110 euros si quieren aprender idiomas en estos centros durante el curso 2013-2014”.  

 

“La Junta de Castilla y León, plegándose a las directrices de Génova a las políticas impositivas del PP, están convirtiendo la Educación, en un artículo de lujo. El incremento de las tasas universitarias o la reducción de profesores no son más que medidas que dificultan el acceso a la formación, a la que se suma ahora, la subida de las tasas de matrícula de las Escuelas de Idiomas”.  

 

Según Fernando Rodero, “son muchos los ciudadanos de Castilla y León que, estando en paro, han optado por aprender idiomas para mejorar su currículum y, a la vez, aprovechar el tiempo que están desempleados. Por ello, el incremento de las tasas supone que muchas personas tendrán que abandonar estos estudios”.  

 

Además, el procurador socialista ha incidido en que “el PSOE seguirá trabajando y defendiendo la educación pública para todos. Por ello, los socialistas hemos presentado una PNL para la flexibilización de los criterios para la concesión de becas y la garantía de partidas presupuestarias a fin de poder hacer frente al pago de las concedidas. Y es que hay que establecer unos requisitos razonables que no se endurezcan y saquen del circuito cada vez a más gente”