Fernández Mañueco, el alcalde 'protagonista'

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco

El alcalde de Salamanca parece haber perdido el reloj porque SIEMPRE llega tarde a todas las comparecencias de prensa a las que acude. ¿Será por su afán de protagonismo?

Cinco, diez y hasta quince minutos. Estas cifras representan el tiempo que tarda de media el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, en llegar a las comparecencias de prensa o convocatorias a las que acude.

 

Cada día, hace perder un tiempo de oro a los periodistas a los que convoca, bien sea en el Ayuntamiento, en la calle, en el parque... da igual, siempre llega tarde. A propósito, claro. ¿Tendrá afán de protagonismo? ¿Qué busca? ¿Estar en boca de todos o que le hagan reverencias porque llega?

 

Quizá habría que regalarle un reloj de los que marca bien la hora, ya que parece ser que el sueldo de alcalde de Salamanca no se lo permite. Y es que debe resultar gratificante que, por culpa de uno, otros pierdan su tiempo... que es de oro y que no merece tantos retrasos. Y mucho menos por alguien que se debe a los ciudadanos.