FEMP cifra en 17.000 millones la deuda de los ayuntamientos con proveedores

Maíllo se ha mostrado confiando en que dicho proceso "va a ir bien" y en que "va a aflorar toda la deuda"
El vicepresidente de la FEMP y presidente de la Diputación de Zamora, Fernando Martínez Maíllo, ha asegurado este jueves que según lo previsto, la deuda total de las corporaciones locales con los proveedores podría alcanzar los 17.000 millones de euros, casi la mitad del préstamo de 35.000 millones anunciado por el Gobierno para financiar el pago de las facturas pendientes del conjunto de Administraciones Públicas.

Así lo ha anunciado Maíllo en declaraciones a RNE, recogidas por Europa Press, para matizar, no obstante, que de momento dicha cifra sólo "es una previsión" y que será próximamente, una vez se analice toda la documentación remitida por los ayuntamientos al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas sobre sus facturas impagadas, cuando se sabrá "la deuda definitiva".

"Lo que se prevé son 17.000 millones pero esto es una previsión. No hay una cifra exacta ni concreta, por lo tanto vamos a esperar, no se sabe con absoluta certeza. Estamos haciendo el trabajo y creo que en las próximas fechas se sabrá cual es la deuda definitiva", ha explicado.

Asimismo, Maíllo se ha mostrado confiando en que dicho proceso "va a ir bien" y en que "va a aflorar toda la deuda" al tiempo que ha justificado el "breve" plazo que han tenido los ayuntamientos para presentar el listado de facturas por "la exigencia de la situación económica actual y la necesidad de pagar a los proveedores".

En este sentido, el vicepresidente de la FEMP ha explicado que ha sido "la propia crisis" la que ha llevado "a que haya menos recaudación" tanto en el Estado como en los propios ayuntamientos, provocando así que los ingresos hayan sido cada vez menores. "Ahí está el desfase y la deuda", ha apuntado.

El corazón der la deuda, en 2011
"Prácticamente la mayor parte de las deudas que van a salir seguramente hoy, estamos hablando de deudas del año 2011 y algunas de 2010. El corazón de la crisis ha sido en estos dos últimos años y, por lo tanto, el corazón de la deuda va a estar en esa disminución de ingresos de los dos últimos años", ha añadido.

Preguntado sobre si las corporaciones locales van a tener que llevar a cabo nuevos ajustes para hacer frente al pago de las deudas, Maíllo ha reconocido que "este plan de ajuste va a llevar a que muchos ayuntamientos tengan que seguir ajustándose", si bien ha matizado que dependerá de cada caso.

Asimismo, ha valorado positivamente el mecanismo de crédito creado por el Gobierno para dotar a las administraciones de fondos para hacer frente al pago de las facturas, aunque ha reconocido que siempre les hubiera gustado más que el interés, fijado en un cinco por ciento, "hubiera sido menos".