Felipe Reyes imparte cátedra y lidera el asalto al Palau

El equipo de Laso derrota al Barcelona por 12 puntos gracias a un partido muy serio durante 40 minutos y se coloca a falta de una victoria para ser campeón. Felipe, una vez más, decisivo junto a un Mirotic que despertó al final.

El Real Madrid ha cobrado de nuevo ventaja en la final del 'play-off' de la Liga Endesa al imponerse este viernes en el Palau Blaugrana al FC Barcelona Regal (72-84) con un partido en el que estuvieron más sólidos y sobre todo regulares y que, gracias a Felipe Reyes y a Nikola Mirotic, providencial al final con 9 puntos seguidos, hicieron imposible cualquier intento de remontada blaugrana, con los catalanes casi siempre a remolque.

  

Igualado pero a rachas, el partido no se tuvo que decidir como los dos anteriores en los minutos finales y por detalles, ya que los dos triples y canasta de Mirotic pusieron tierra de por medio a favor de un Madrid que se pone 2-1 en la final y que, de momento, hace cobrar fuerza a la estadística que dice que cuando el equipo con factor cancha a favor, los blancos, ganan el primer partido acaban siendo campeones.

  

Podrían serlo el domingo en la pista del eterno rival si repiten victoria, algo que debe evitar por todas un Barça Regal que esta noche fue incapaz de mantenerse arriba y que tiene que ganar los dos partidos que quedan. Remontó y se puso uno por delante en varias ocasiones, pero nunca pudo seguir ahí. A cada racha blaugrana le seguía una mayor blanca, y Laso deberá estar agradecido además de a Mirotic (18 puntos) a un Felipe Reyes (20) que aguantó a los suyos en el tercer cuarto, coincidiendo con el mejor Barça de la noche, insuficiente para salir airosos.

  

El partido estuvo caliente, no solo por el bochorno que hacía en el Palau sino por la intensidad en pista fruto de lo que había en juego. Poco a poco se incrementaron los contactos en pista y con ellos las quejas y polémica, aunque la sangre no llegó al río. El juego, trabado, impidió correr y forzó ataques más lentos y también hizo trabajar a los creadores de cada bando.

  

Ahí brilló Sarunas Jasikevicius, quien entró como revulsivo para cambiar las tornas y lo consiguió en el segundo cuarto, cuando anotó 11 puntos casi sin fallar ni pestañear, y asistió a los suyos llevando al Barça Regal a ponerse por delante en el marcador (20-19) con su segunda canasta consecutiva. El partido, lento y con un primer cuarto que pasó de los 25 minutos naturales, cambió con el lituano.

  

No obstante, si 'Saras' fue el estandarte blaugrana, otro veterano igualó con su aporte y experiencia la contienda; Felipe Reyes. Una vez más, su entrega, sus rebotes ofensivos y su acierto en ataque fueron claves para que el pívot blanco volviera a poner a los suyos arriba. Además, con el descanso de Jasikevicius y una desafortunada aparición en pista de Marcelinho Huertas propiciaron otro despegue blanco. Si en el primer cuarto se fueron de +7, en el segundo llegaron a ir 8 arriba.

  

Ya tras el descanso el Barça volvió a apretar, y es que el 35-41 era mucha diferencia como para no hacerlo. Con un Wallace que se zafó en ataque y defensa, y una mayor rapidez ofensiva, el equipo blaugrana consiguió un parcial de 8-0 (11-4) para ponerse de nuevo por delante y coger la iniciativa, aunque les duró poco. Era un guión que obligaba a los de Pascual a ir dejándose la piel para conseguir pequeñas remontadas por culpa de que, cuando conseguían igualar el choque, no había paciencia ni ritmo como para mantenerse.

  

Así, un parcial de 0-6 a falta de un minuto para el final del tercer cuarto el equipo de Pablo Laso volvía a estar 5 arriba. No fue un partido de grandes ataques, el Barça Regal no encontró la vía al aro desde el triple y dentro no pudo hacer daño ni con Tomic ni Lorbek, pero vivió de la garra de Jasikevicius y, sobre todo, del no verse nunca muertos. Por parte blanca, disfrutaron de otro buen final, yendo a rachas cortas pero efectivas en que cogían rentas con facilidad.

  

Quizá por ello otra vez se fueron 6 arriba (50-56) y con solo 10 minutos por jugarse, empezando además mejor que los locales (52-61). Pero el Barça Regal ha demostrado ya con anterioridad ser capaz de levantarse y recuperarse de golpes peores. Con armas como explotar, Pascual intentó que lo hicieran, como un Tomic que sacando jugo de su superioridad en altura con Slaughter consiguió un 4-0 para acercar a los suyos (61-65).

  

También mejoró Navarro, con su primer triple tras varios intentos y una mayor presencia, pero se quedó demasiado solo ante un Real Madrid que no tembló, no cedió a la presión y se mantuvo firme arriba. No le llegó la gasolina a Reyes como para tirar solo del carro como hizo buena parte del encuentro, pero no pasa nada si tienes de refresco a un joven de presente y mayor futuro como Nikola Mirotic, quien con cinco puntos dio la victoria a los suyos al poner el 70-77 a falta de poco más de un minuto, y no contento con eso fue anotando hasta llegar a los 18 puntos finales, si bien los últimos fueron ya con todo vendido. Hasta el domingo.

 

FICHA DEL PARTIDO

  

FC BARCELONA REGAL: Huertas (-), Navarro (20), Ingles (-), Wallace (8), Tomic (10) --cinco inicial--; Sada (3), Jasikevicius (13), Todorovic (2), Mavrokefalidis (2), Oleson (7), Lorbek (7).

  

REAL MADRID: Llull (12), Fernández (8), Suárez (-), Mirotic (18), Begic (8) --cinco inicial--; Draper (-), Reyes (20), Rodríguez (2), Carroll (5), Darden (7), Slaughter (4).

  

PARCIALES: 13-17, 22-24, 15-15 y 22-28.

  

ÁRBITROS: Arteaga, Pérez Pérez y Jiménez. Eliminaron a Mavrokefalidis en el FC Barcelona Regal.

  

PABELLÓN: Palau Blaugrana, 7.562 espectadores.

Noticias relacionadas