Felipe, 'Rey de Reyes': el brillo de la normalidad

El capitán del Real Madrid, a los 33 años, se convierte en el MVP de la final de la Liga ACB, dando una nueva lección de baloncesto y con el recuerdo a su padre.

El capitán del Real Madrid, Felipe Reyes, ha puesto la guinda al título de campeón de la Liga Endesa conquistado por su equipo recibiendo además el galardón de 'MVP' de la final, en la que su fe y su continua lucha bajo los aros guió al equipo blanco en los momentos decisivos.

  

En los cinco partidos de la final, Reyes acumuló unos promedios de 12.2 puntos, 5.2 rebotes y 13 puntos de valoración, y su mejor actuación llegó en el tercer choque, donde cimentó el triunfo de su equipo al lograr 26 puntos y 20 de valoración. Al igual que ocurrió en la última vez que el Real Madrid se proclamó campeón hace seis años, el pívot ha sido nombrado jugador más valioso de la final.

  

Reyes, de 33 años y segundo máximo reboteador histórico de la competición, también fue designado 'MVP' de la temporada regular en el curso 2008/09. En su palmarés con el equipo blanco destacan tres Ligas, dos Copas del Rey, una Supercopa Endesa y una Copa Uleb. Hablar de Felipe Reyes es hacerlo del brillo de la normalidad.

 

"NOS MERECÍAMOS ESTE TÍTULO"

 

El capitán del Real Madrid, Felipe Reyes, se mostró "muy feliz" tras la conquista del título y aseguró que se "merecían" esta Liga después de una "grandísima temporada" en la que también fueron subcampeones de Europa.

  

"Estoy muy contento por poder celebrarlo con nuestros aficionados. Es mi tercera Liga y quiero dedicársela a toda mi familia, a mi mujer, a mi padre y a todos los que han confiado en mi cuando no iban bien las cosas", indicó en declaraciones a Televisión Española.

  

"El Barça ha demostrado que es un gran equipo, un equipo digno de estar aquí. Pero este año nos lo merecíamos nosotros. Hemos hecho una grandísima temporada. Queríamos acabar así de bien. Ha sido una temporada muy larga y muy dura", sentenció el cordobés, nombrado MVP de la final.