Felipe González apoya que haya primarias en el PSOE y pide al partido moderación ante la crisis

El expresidente del Gobierno Felipe González

Avisa de que si un candidato sale a destiempo se puede quemar. Afirma que el PSOE debe adoptar una actitud de "pragmatismo" y "moderación" para poder "responder a los problemas" del país

El expresidente del Gobierno Felipe González se ha pronunciado este jueves a favor de que se celebren unas elecciones primarias en el PSOE para elegir al futuro candidato a la Presidencia del Gobierno, pero ha advertido de que cuando un aspirante aparece "a destiempo", puede "quemarse" antes de tener la oportunidad de presentarse.


En una entrevista en Antena 3 González ha afirmado que el procedimiento de las primarias "da más fuerza al candidato", cuya elección "tiene un punto de partida más interesante y más importante".

Al referirse a los miembros del PSOE cuyos nombres se barajan como posibles candidatos, como Eduardo Madina o Patxi López, ha señalado que "el que salga a destiempo" puede "quemarse antes de que llegue la oportunidad de ofrecer el programa y la alternativa" debido a que en este momento "hay una pérdida de credibilidad de todo".

El expresidente, que ha dicho que no sabe quién será finalmente el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, ha criticado la reacción que han tenido "algunas partes de la derecha" cuando se ha hablado de la supuesta intención de Madina de postularse.

"Me he quedado asustado de que haya dirigentes políticos que sean capaces de decir que él, que es una víctima de ETA, es más amigo de ETA que del PP", ha manifestado, tachando de "cainita" la actitud de quienes "tratan de deteriorarlo solo porque se ha hablado de él".

SE PIDE A RUBALCABA QUE HAGA DOS COSAS A LA VEZ

El antiguo líder socialista ha asegurado que no se arrepiente de haber expresado su apoyo al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, hace quince meses, porque es "de las personas más inteligentes, con más capacidad de análisis y con más perspectiva" que ha conocido en el mundo de la política.

En este contexto, ha criticado que se pida a Rubalcaba que prepare una plataforma alternativa a las políticas del Gobierno y, al mismo tiempo, "decida ya quién va a liderar esa alternativa". "Yo tendría una gran dificultad hoy para medir en qué tiempo hay que producir ese debate de qué persona encabeza el partido", ha añadido.

Sin embargo, González ha descartado que exista "un riesgo interno para descabezar al partido y sacar a Rubalcaba" y ha dicho que cree, aunque no puede asegurarlo, que el actual secretario general es quien va a "protagonizar el tránsito".

En cualquier caso, ha insistido en que lo que debe hacer el PSOE en la "travesía en el desierto" que inició tras las derrotas electorales es adoptar una actitud de "pragmatismo" y "moderación" para estar en disposición de "responder a los problemas" del país.

Por último, ha criticado al Gobierno por pensar, basándose en su mayoría absoluta, que "no necesita pactar" con la oposición y por no proponer nada "inteligible" para poder llegar a acuerdos. Rubalcaba, en cambio, "tiene la voluntad de hacer un pacto de Estado" para resolver tanto la crisis económica y social como la crisis institucional, pero el problema es que sus propuestas no están logrando "visibilidad", ha afirmado.