Familias por la Educación Pública rechaza la actual gestión del programa "Conciliamos en Verano"

Según informa esta plataforma, en la edición de este año se suprimen sedes y se incrementa el precio del servicio, al no poderlo pagar por días sino por semanas.

Desde esta plataforma de padres de alumnos de colegios públicos, consideran que la reducción de dos centros a uno en la ciudad de Ávila dificulta gravemente la conciliación laboral de las familias, motivo principal de la puesta en marcha del programa, lo que, unido a su coste, "disuade de utilizarlo, obligando a los interesados a buscarseotros medios alternativos".


Creem, además, que eso es precisamente lo que la Junta de Castilla y León persigue con sus continuos recortes y privatizaciones de los programas de conciliación familiar: hacerlos desaparecer desincentivando su uso.


Exigen, por el contrario, la promoción de ese y de los demás programas de conciliación laboral y familiar, su gratuidad para las familias de rentas más bajas y el establecimiento de una tasa simbólica por su uso para todas las demás.


Lamentan también que no se haya tenido en cuenta su petición, basada en la propuesta planteada desde el pleno del Ayuntamiento de Ávila a petición de todos los grupos políticos municipales, de completar la oferta del programa “Conciliamos” con la apertura de un comedor escolar durante los periodos vacacionales en los que se desarrolla.


Para la plataforma "está visto que para la Junta de Castilla y León la opinión y las sugerencias de las familias, usuarias prioncipales de los programas de conciliación, no cuentan para nada, ni siquiera viniendo respaldadas por un consistorio políticamente afín".