Familiares y amigos despiden en Zamora a la joven psicóloga asesinada en Palencia

Familiares y amigos de la joven Violeta Guarido Rivera, fallecida el martes en el centro psiquiátrico San Juan de Dios de Palencia, la han despedido esta mañana en un acto celebrado en un tanatorio de la capital, donde ha sido incinerada.

En una emotiva celebración, los más allegados pudieron dar el último adiós a la psicóloga, que perdió la vida a manos de una paciente del centro.



Cientos de personas han arropado desde la tarde de ayer a su familia, muy conocida en la capital (sus padres, Francisco Guarido y Laura Rivera, son concejales del Ayuntamiento de Zamora por Izquierda Unida), desde que los restos de la joven llegaron al tanatorio, hasta donde fueron trasladados desde Palencia.



Cabe recordar que la joven fallecía ayer en Palencia tras ser agredida con un cuchillo por una interna, natural de León y de 39 años. Aunque en principio se logró estabilizar y trasladar al hospital Río Carrión, los facultativos no pudieron hacer nada por salvar su vida.

Noticias relacionadas