Familia intercambia experiencias de integración social de menores a través del arte con el orfanato de Uganda ‘Música para salvar vidas’

Milagros Marcos recibe al grupo musical de Uganda Aba-Tanoo, que forma parte del proyecto ‘Música para salvar vidas’. Se trata de una iniciativa que comparte los mismos principios y objetivos que la ‘Escuela del Circo’, que se desarrolla en la Casa Escuela Santiago Uno, de Salamanca. La meta en ambos casos es lograr la integración social y laboral de los menores más vulnerables a través de las artes escénicas. La consejera ha explicado que desde 2007 hasta 2011 ha crecido un 76% el número de menores atendidos por los Servicios Sociales de Castilla y León

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos, ha recibido hoy a los seis jóvenes del grupo musical de Uganda Aba-Tanoo, que forman parte del proyecto ‘Música para salvar vidas’. Se trata de una organización sin ánimo de lucro que gestiona un orfanato para ayudar a niños y niñas huérfanos de Uganda a crearse un futuro, utilizando la música y la danza para construir su confianza, desarrollar sus capacidades y lograr su integración social y laboral.

 

Son los seis primeros jóvenes que participaron en el coro del orfanato y que, por su talento y esfuerzo, han sido capaces de constituir el primer grupo musical profesional. Los fondos recaudados en sus giras por España y por Europa no sólo les permiten ingresos para dar el paso a la vida adulta, sino que ayudan a sostener el orfanato en el que vivieron, ubicado en Kireka, Kampala (Uganda) y en el que residen actualmente 32 menores. Son, por tanto, el grupo central del coro Uganda Natumayini, que se ha creado en el orfanato de la mano de Elisabeth Michot y su marido Fabián Jowers, cofundadores del proyecto ‘Música para salvar vidas’.

 

Su música tiene un sonido original, que se basa en las tradiciones musicales de Uganda. Su repertorio a capella incluye canciones en swahili, Luganda, Fang, Zulu, Acholi y Runyandore, entre otras lenguas utilizadas en Uganda. Este grupo musical actuará en la Cúpula del Milenio en Valladolid el próximo sábado, día 22, a las 19.00 horas, y en Burgos, en el Auditorio de Caja Círculo, el día 4 de enero.

 

Milagros Marcos ha agradecido la visita de estos jóvenes artistas y ha asegurado que los principios y objetivos del proyecto ‘Música para salvar vidas’ son similares a los que persigue la experiencia que se lleva a cabo en la Casa Escuela Santiago Uno, de Salamanca, como fórmula para la integración de menores con alto riesgo de exclusión social.

 

En este centro se desarrollan proyectos como la Escuela del Circo, que busca sensibilizar y concienciar sobre un uso del tiempo libre alternativo, crear estrategias para la resolución de conflictos, fomentar la autoestima y desarrollar competencias laborales. El objetivo final es que los menores desarrollen, a través de las artes escénicas, su integración social y laboral y estrategias para labrarse un futuro. Los jóvenes participantes aprenden en esta Escuela del Circo a hacer acrobacias, malabares, danza, interpretación, magia, bailar capoeira o break dance, entre otras actividades.

 

Protección a la Infancia
La consejera ha explicado que desde 2007 hasta el pasado año ha crecido un 76% el número de menores atendidos por los Servicios Sociales de Castilla y León, llegando a superar las 5.700 actuaciones. Pero la Junta no atiende a los menores de forma aislada. También ha establecido un circuito integral de atención a la infancia, que trabaja de forma paralela con menores y con las propias familias para evitar que los niños se vean obligados a separarse de sus padres. Durante el pasado año, se atendió a 3.617 familias, lo que supuso un incremento del 60% desde 2007.

 

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades pone a disposición de los menores y de sus familias medidas de prevención, como el programa ‘Construyendo mi futuro’, dirigido a adolescentes en situación de riesgo con escasos recursos que pertenecen a grupos sociales desfavorecidos; o el programa ‘Educar en Familia’, destinado a familias en riesgo de exclusión social.

 

Junto a esto, ofrece atención en centros de día, intervención familiar para capacitar a las familias para la correcta atención de los menores a su cargo, o intervención socializadora para menores que presentan problemas de desajuste social o familiar. Además, se realiza un seguimiento de las familias en el momento en que se produce la reunificación para que no vuelvan a repetirse situaciones de desprotección.

 

Proyecto ‘Música para Salvar Vidas’
‘Música Para Salvar Vidas’ surgió hace ocho años en Kampala, cuando Elisabeth Michot y Fabián Jowers se cruzaron en la vida de estos pequeños. Tras distintos avatares, decidieron crear un hogar-orfanato, donde la música y la danza están integradas en la vida cotidiana de los niños y niñas por su carácter terapéutico y por su capacidad para favorecer el desarrollo del talento.

 

Esta ONG trabaja con el objetivo de restaurar la dignidad, potenciar su autoestima, confianza y responsabilidad y crear un futuro para los menores que acogen. Por ello, forman coros con niños y niñas de diferentes edades que cantan y bailan danzas típicas de su país. Con el dinero que recaudan sostienen los colegios de los poblados en los que viven, reciben una educación integral y apoyo hacia la vida adulta.