Fabra valora el apoyo "rotundo" de Rajoy al Corredor Mediterráneo y apuesta por ser "selectivos" en infraestructuras

Pide un pacto de estado para reformar la educación, orientarla a las empresas e inculcar "el sacrificio y la cultura del esfuerzo"
Pide un pacto de estado para reformar la educación, orientarla a las empresas e inculcar "el sacrificio y la cultura del esfuerzo"

VALENCIA, 13 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, ha valorado este martes que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "haya sido tan contundente y tan rotundo con la necesidad de construcción del Corredor Mediterráneo", en su intervención en la apertura del II Congreso Nacional de Directivos de APD, al tiempo que ha subrayado la productividad de este "eje vertebrador" del Mediterráneo, que "pone en común infraestructuras ya realizadas, los puertos, con todo el potencial logístico que tenemos en España".

Así lo ha señalado en su intervención en el almuerzo de trabajo de ese encuentro empresarial, a cuyos asistentes ha dicho que son "los verdaderos protagonistas del futuro de nuestro país y de la Comunidad" y, además, les ha pedido su ayuda para que "las reformas de calado, fundamentales para el crecimiento del país, vean los resultados y beneficios que podemos dar a la sociedad".

En su discurso, ha apelado a "seguir haciendo una apuesta por las infraestructuras" y ha resaltado que "en estos momentos, deben ser más productivas que nunca" y servir asimismo "para vertebrar el territorio". "No podemos, como quizá hemos hecho en años anteriores, quererlo todo en un año y no podemos hacer que todos los territorios quieran tener de todo", ha recalcado Fabra, quien considera que "debemos ser selectivos y buscar la productividad en todas aquellas infraestructuras que, debido a la escasez de recursos, deban producir un retorno lo más rápido posible" y servir para "poner en valor" infraestructuras existentes.

En ese sentido, se ha alegrado de las manifestaciones de Rajoy acerca de la importancia del Corredor Mediterráneo, y ha defendido que este eje cumple esos requisitos y mejora las "condiciones de futuro" de los territorios por los que discurre, punto en el que ha aludido a la decisión de Ford de trasladar a su planta de Almussafes (Valencia) la producción de tres modelos que fabricaba en Bélgica.

"Las infraestructuras que ya tenemos y las que se tienen que realizar, como el Corredor Mediterráneo, son una garantía de éxito y una apuesta de futuro", ha sentenciado.

"AHORA SE PRECISA LO MEJOR DE NOSOTROS MISMOS"

Fabra ha subrayado el "gran capital humano" que posee España, así como sus "grandes infraestructuras" y, sobre todo, el hecho de contar con "gente comprometida y que ha demostrado, en situaciones muy complicadas, de lo que es capaz". "Ahora es cuando se precisa lo mejor de nosotros mismos", ha apuntado.

También ha abogado por que las administraciones vayan "de la mano" y sigan "un mismo guión" y ha apuntado que deben "seguir aportando reformas fundamentales para el futuro de España y de la Comunidad, reformas complicadas pero absolutamente necesarias, que nos pueden hacer fuertes y que quiten el lastre que, en los últimos años, las administraciones hemos ido engordando y que dificulta la salida de la crisis", en un contexto en el que opina que deben "dar protagonismo a la sociedad civil" y "reinventarnos cada día".

El jefe del Consell ha apuntado igualmente que España necesita "un sector financiero sólido, solvente y eficiente, que sepa canalizar los recursos de los ahorradores y que dé posibilidades y oportunidades a las empresas y a las familias", así como "un modelo energético equilibrado, que garantice a la industria la energía necesaria a un coste razonable y en cantidad y condiciones de seguridad adecuadas".

Ha alertado, no obstante, de que "no puede haber competitividad si no formamos a las generaciones futuras de forma adecuada", para lo que considera "fundamental" que se acometa "una reforma de la educación" mediante "posiblemente uno de los mayores acuerdos de Estado que precisa nuestro país para poder salir adelante".

Así, Fabra ha reclamado "un consenso global de todas las partes que sepa poner el acento en la educación para poder ser más competitivos", en una educación que "garantice el conocimiento de idiomas" y que "vaya centrada específicamente, tanto la profesional como la universitaria, en aquellos retos y necesidades que tengan la empresa y la sociedad". A su juicio, deben inculcarse en ese proceso formativo "valores tan esenciales como el sacrificio, la cultura del esfuerzo y la perseverancia".

"RESOLVER EL PROBLEMA DEL PARO JUVENIL"

En este sentido, ha aludido a las iniciativas del Consell para priorizar el aprendizaje del inglés en los centros educativos y para la implantación progresiva del modelo alemán de formación profesional dual, que combina aprendizaje teórico y prácticas en empresas, punto en el que ha efectuado un llamamiento a las empresas a colaborar para "hacer viable" ese modelo y "poder resolver el problema del paro juvenil".

Fabra ha instado a "cambiar la mentalidad todos, y en especial la administración, que debe ser abierta, orientada a los ciudadanos, mucho más eficiente, más ágil, más pequeña y que no gaste más de aquello que pueda ingresar" y, además, "nunca suponer un problema para los empresarios".

En este punto, ha indicado: "Soy consciente de que nosotros no podemos presumir, al contrario, debemos ser muy humildes como administración autonómica y, en ocasiones, pedir perdón porque nos cuesta y nos está costando pagar a muchos proveedores", asunto en la que ha agradecido el apoyo del Gobierno.

MIRARSE "EN EL ESPEJO DEL SECTOR PRIVADO" Y "ELIMINAR ETIQUETAS"

Fabra ha repasado los esfuerzos realizados por el Consell para adelgazar la administración y sus empresas públicas y ha abogado por mirarse "en el espejo del sector privado para mejorar en procesos, ser mucho más austeros en el gasto y mucho más eficientes en gestión", así como por "propiciar modelos de colaboración público-privada y externalizar todo aquello que las empresas saben hacer mucho mejor que las administraciones".

"No estamos para competir con nadie, sino para servir y atender adecuadamente a los ciudadanos", ha recalcado el presidente de la Generalitat, quien defiende que, para "satisfacer las necesidades reales de los ciudadanos pero a un menor coste", conviene "eliminar etiquetas de público y privado" y "simplemente hablar de vocación de servicio y de atender adecuadamente las necesidades de la sociedad".

Ha señalado igualmente que, para salir de la crisis, "la fórmula es trabajar y no parar", así como "construir entre todos" el futuro, con principios como "esfuerzo, unidad y carácter emprendedor". "Tenemos más cerca que nunca lo que puede ser la salida de la situación actual, lo que tenemos que hacer es creérnoslo de verdad, que estamos al final del túnel y que solo con ese convencimiento podemos apoyar para que este tiempo que queda, sea lo más corto posible", ha concluido.