Extremoduro no dejó indiferente a nadie en Arenas de San Pedro

Foto: Antonio S. Sánchez
Ver album

El grupo más popular de la escena rock española, Extremoduro, abrió este viernes el Shikillo Festival de Arenas de San Pedro ante cerca de 8.000 entregados espectadores que disfrutaron de las tres horas y media de concierto que ofrecieron los extremeños.

La banda liderada por Roberto Iniesta comenzó con una espectacular puesta en escena en la que sus componentes descendieron desde lo alto del impresionante escenario montado en el campo de fútbol de Arenas de San Pedro en lo que parecía un contenedor de transporte, ante la locura de los más de 8.000 espectadores concentrados.

 

Durante las dos horas y media siguientes, y hasta llegar a las 2 de la madrugada, Extremoduro ofreció un recital en el que fue mezclando algunos de sus temas míticos como 'Salir', 'Golfa', 'La vereda de la puerta de atrás' o 'Ama, ama, ama y ensancha el alma' con canciones de sus últimos trabajos, e incluso se desmarcaron ofreciendo al público concentrado en Arenas una canción nueva, aun no grabada, para la cual 'Robe' pidió a los asistentes que no grabasen con el teléfono movil y disfrutasen de la música bajo la promesa de enviar una grabación del tema cuando pase por el estudio.

 

A pesar de que Extremoduro nunca deja indiferente a nadie, a pesar de que es uno de los pocos grupos de la escena musical española capaz de unir a gentes de todas las edades y condición social frente a un escenario, y a pesar del tremendo espectáculo que ofrecieron este viernes en Arenas, el público quizá se fue algo desencantado tras una función en la que la banda extremeña decidió girar hacia un rock menos agresivo en el que incluyeron muchos temas más nuevos, menos conocidos y más tranquilos en detrimento de canciones clásicas como 'La canción de los oficios', 'Bribribribli', 'Sucede', 'So payaso', 'Estado policial' o 'Deltoya', más cañeras, que no sonaron.

 

En cambio, el concierto de este viernes si fue algo más promocional del último disco de Extremoduro, 'Para todos los Públicos' (2013), y se puderon escuchar piezas como 'Locura Transitoria', 'Mi voluntad', 'Pequeño rocanrol endémico' o 'el camino de las utopías'.

 

En definitiva, aunque 'Extremo' siempre deja buen sabor de boca, el concierto de este viernes quizá pecó de un ritmo demasiado lentodemasiadas interrupciones y un bis bastante 'light' que terminaron dando la sensación de que se hacia muy largo y que tres horas podrían dar para más.

 

Extremoduro ha sido el cabeza de cartel del Shikillo Festival, que este sábado afronta su segunda jornada a partir de las 18 horas con la presencia de grupos como Los Suaves, Sober, Sínkope o los Ciclonautas.