Expertas denuncian que la custodia compartida provoca en los menores problemas psíquicos como inseguridad o agresividad

Representantes de asociaciones de mujeres y expertas han alertado de que la imposición de la custodia compartida provoca en los menores problemas psíquicos y físicos como inseguridad o agresividad y no defiende los intereses primordiales de los menores.
MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Representantes de asociaciones de mujeres y expertas han alertado de que la imposición de la custodia compartida provoca en los menores problemas psíquicos y físicos como inseguridad o agresividad y no defiende los intereses primordiales de los menores.

En este sentido, la psicóloga Sonia Vaccaro ha recordado que algunos países como Francia, Canadá y Australia realizaron un estudio para valorar los efectos que conllevaba la custodia compartida en los niños que concluyó en que "les producía problemas psíquicos y físicos graves provocados por la residencia alterna". "Los menores presentaban síntomas como inseguridad con ansiedad porque no soportan el alejamiento de su madre, desapego hacia los progenitores, sentimientos depresivos, trastornos del sueño, agresividad, pérdida de confianza en los adultos y problemas confusionales", ha apuntado.

De esta forma, Vaccaro considera importante que "cualquier proyecto de ley que incluya a niños debe realizar encuestas y consultar a los especialistas que puedan aportar datos y detalles"

Por su parte la abogada de la Asociación de Mujeres Juristas (Themis), Cristina Rodríguez, ha subrayado que el problema es que se están "relegando" los problemas de los menores a quienes hay que tener en cuenta principalmente. "En una ruptura con menores de edad no puede perseguir satisfacer a los progenitores sino salvaguardar los derechos y el interés superior de los menores y velar por las consecuencias psicológicas que les pueda provocar esta situación", ha agregado.

Asimismo, Rodríguez ha indicado que "se deberían proponer soluciones y debería haber restricciones velando por el menor en casos de conflictividad, de distancia geográfica entre la vivienda de ambos progenitores o la edad de los niños, es decir que se cumpla con el límite establecido en los seis años para involucrarles en el proceso de custodia compartida".

Para la presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, la custodia compartida es aquella donde "al niño se le somete al capricho de los adultos" por lo que, a su juicio, "es una falacia total y absoluta hablar del interés primordial de los hijos cuando en la práctica, en los juzgados ese interés no se tiene en cuenta en absoluto".

"En los países donde se aplica la custodia compartida al transcurrir el tiempo las consecuencias han sido de terror para los niños --ha precisado--. Por eso lo que defendemos aquí es el derecho de los niños a crecer y desarrollarse de forma normal; a saber dónde, con quién y cómo viven; y que puedan disfrutar de una vida sin las dificultades psicológicas y psicofísicas que les produce esta custodia".

Ante esto, Pérez del Campo ha subrayado que hablar de custodia compartida es "una denominación que es una falacia y una fantasía perversa puesto que esta solo puede producirse cuando a pareja convive y cuando no es así hay que hablar de custodia repartida o por tiempos".

Por último, ha criticado que los equipos psicosociales "atienden deseos del juez y protegen consecuencias del juez". En este sentido, ha recordado que este año han muerto cinco niños y el año pasado murieron cuatro niños. "Niños que fueron asesinados por sus padres durante el régimen de visitas que establecieron los jueces y que cuentan con informes del equipo psicosocial que les avalan y que maten a un niño tiene que tener unas consecuencia, y tienen que tener consecuencias para el equipo que informó y ara el juez que determinó esa custodia", ha concluido.