"Excluir los actos religiosos de culto del V Centenario es sorprendente y doloroso"

El Obispado de Ávila, en la figura de su Delegado Diocesano para el V Centenario, Jorge Zazo, ha expresado este martes su sorpresa y contrariedad por la decisión de la Comisión Nacional para el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús de excluir los actos religiosos de culto de la programación oficial, lo que incluye la multitudinaria misa del día 15.

La Comisión Nacional para el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús acordaba hace unos días excluir de la programación oficial todos los actos religiosos de culto, lo que incluye la Misa al aire libre que tendrá lugar el próximo día 15, día de Santa Teresa, y que será oficiada por el Presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, ante más de 6.500 personas llegadas a Ávila desde todas partes del mundo.

 

Esta decisión no ha sido bien recibida en la Diócesis de Ávila donde su delegado para el V Centenario, Jorge Zazo, ha manifestado que "causa una tremenda preplejidad como es posible que los actos religiosos sean excluidos de la celebración de una efeméride de una persona que no escribió nunca nada que no fuera religioso" y ha apuntado que "sin la dimensión religiosa no se entiende a Santa Teresa de Jesús y excluirla es sorprendente y doloroso".

 

Zazo ha asegurado que esta decisión de la Comisión Nacional es perjudicial para la ciudad, ya que son precisamente los actos religiosos los que tendrán su epicentro en Ávila, y ha aclarado que "no se está pidiendo que el Estado pague una Misa. Lo que se pretende es que los empresarios que libre y voluntariamente quieran contribuir a la financiación de esta Misa, o cualquier otro acto de tipo religioso, puedan hacerlo en igualdad de condiciones que los empresarios que van a contribuir a organizar cualquier otro tipo de evento, seguramente menos multitudinario o con menos repercusión social".

 

El delegado diocesano para el V Centenario ha señalado además que esta decisión "explica que en todas las cuestiones organizativas hayamos tenido que regirnos por criterios de austeridad, no solo porque es un principio evangélico sino porque no hay posibilidad de conseguir fondos más significativos", y ha lamentado que "si hubiésemos tenido más medios de financiación hubiésemos podido poner más pantallas, hubiesemos podido dar más información previa, o ponernos en contacto con más agencias de turismo. La gente hubiera sabido perfectamente a que viene. Ahora no podemos garantizar que mucha gente no se encuentre con una sorpresa, y eso es imagen de la ciudad".

 

Al parecer la intención de la Comisión Nacional ha sido otorgar mayor protagonismo a las iniciativas puramente culturales en torno al V CentenarioEsta realidad ha llevado a Jorge Zazo a pedir "una reflexión a nivel nacional sobre la reducción de los conceptos" ya que, a su juicio, "es muy sorprendente que un acto de culto no se considere como cultura. Es sorprendente que un acto que va a congregar a 6.500 personas y, al margen de sus connotaciones religiosas, va a implicar un cierto nivel artístico por lo menos por la música, por la presencia del Cristo de los Ajusticiados, y que va a ponerse a disposición de todo el mundo gracias a la señal de televisión, no sea considerado cultura", a lo que se ha preguntado "entonces ¿qué es cultura?".

 

En este sentido, Zazo ha recordado que "nadie ha pedido que se financie la Misa del otro día de envío de los agentes de misión, ni la Misión Diocesana, que es el principal evento de la diócesis para el V Centenario, porque somos los primeros que queremos distinguir entre la actividad de la Iglesia para sus propios fines, que hacemos con nuestros propios medios, y otra cosa muy distinta que son acciones en las que convergen diversos intereses, el de la Iglesia por celebrar dignamente el Culto Divino y el de la sociedad civil por manifestar su cultura". 

 

Al respecto, tanto el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Ávila, Héctor Palencia, como el Padre Antonio Blázquez, secretario general de la Fundación V Centenario, han señalado que en la reunión de la Comisión Nacional tanto el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, como la Junta de Castilla y León y la propia Fundación para el V Centenario, se opusieron a esta medida que finalmetne ha sido adoptada.