Excavaciones en Candeleda en busca de un nuevo poblado celtibero

Imágenes de archivo del yacimiento de El Raso

El Ayuntamiento de Candeleda firma un convenio con La Fundación de la Universidad Autónoma de Madrid para realizar una excavación arqueológica

El proyecto de prospección y excavación con sondeos estará dirigido por Luis Berrocal-Rangel y se llevará a cabo en el Castillejo de Chilla. Para el Ayuntamiento de Candeleda es fundamental apostar por la cultura y convertir Candeleda en un referente internacional de la cultura celtíbera.

 

El Alcalde de Candeleda, José María Monforte, ha firmado un convenio con la Fundación Universidad Autónoma de Madrid para desarrollar un Proyecto de investigación que comprende un proyecto de prospección y excavación con sondeos. El director del Proyecto por parte de la FUAM será Luis Berrocal – Rangel, Profesor Titular del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la UAM. El acuerdo se extiende desde la fecha de la firma hasta el 20 de mayo de 2014.

 

El Castillejo de Chilla es un yacimiento arqueológico localizado sobre un pequeño cerro a los pies del Pico Almanzor, en los límites meridionales del Parque Regional “Sierra de Gredos”, dentro del término municipal de Candeleda.

 

Este yacimiento ha sido registrado por el personal técnico de la administración autónoma de Castilla y León, gracias al hallazgo en superficie de estructuras construidas y cerámicas. A partir de este descubrimiento los investigadores aseguran la existencia en el subsuelo de un pequeño poblado de amplia y ambigua cronología. Las cerámicas pueden datarse desde la época prerromana a época moderna y medieval.

 

El proyecto, apunta el profesor Luis Berrocal – Rengel, tiene un gran interés social ya que está ubicado en los límites del Parque Regional de la Sierra de Gredos y en las proximidades de un lugar de reconocida belleza artística y paisajística como es el Santuario de Nuestra Señora de Chilla y por otra parte, su interés científico, porque de confirmarse una cronología antigua apuntaría a fechas del Bronce Final Y hierro Antiguo (ss. IX – VI a. C.).

 

La primera fase del proyecto servirá para validar o descartar la verdadera entidad arqueológica del yacimiento, para en caso positivo, plantear proyectos posteriores.