¿Evolución o involución? Pan y gasolina, un 600% más caros que hace 35 años

La crisis económica, factores económicos y medioambientales o la entrada del euro han sido decisivos en el incremento del precio de la cesta de la compra.

La cesta de la compra compuesta por productos de primera necesidad (pan, aceite, pollo o leche), costaba en torno a 3,10 euros en 1980, unos 8 euros más barato de lo que cuesta en la actualidad. El pan y la gasolina se han encarecido más de un 600% en los últimos 35 años.

 

Éstas son sólo algunas de las conclusiones que se extraen del estudio realizado por Ofertia que demuestra que los precios de algunos productos se han disparado los últimos 35 años entre el 140% y el 640%.

 

¿POR QUÉ SE PRODUCEN ESTAS SUBIDAS EN LOS PRECIOS?

 

La crisis económica, factores económicos y medioambientales o la entrada del euro han sido decisivos en el incremento del precio de la cesta de la compra. Sin embargo, también afectan factores legislativos, es decir, la aplicación de nuevas leyes puede influir en el encarecimiento de los precios de los productos.

 

No todos los productos han sufrido incrementos similares. En el caso del café o el aceite, aunque han sido los productos con menor variación desde 1980 (140% y 272% respectivamente), son los alimentos que más fluctuaciones han sufrido en las últimas tres décadas.

 

En la siguiente gráfica se puede observar cómo factores como sequías, como la que sufrió Brasil en 1986, o la implementación de una nueva legislación medioambiental en Costa Rica en 1995, hicieron subir el precio de estos productos.

 

La crisis de 2008 se notó y mucho en los precios. Supuso un encarecimiento de productos secundarios como el café con una subida del 15,55%, mientras que alimentos de primera necesidad como el pollo, la leche o el aceite bajaron un 0,51%, 6,29% y 3,93% respectivamente.

 

La entrada en vigor del euro no supuso un encarecimiento brusco de los precios, al menos, no un encarecimiento mayor del que se había sufrido en los años anteriores.  De hecho, la variación media de los precios analizados entre 1999 cuando se introduce el euro en España, hasta 2008 cuando estalla la crisis fue del 50%, una subida mucho mayor que la sufrida entre 1980 y 1999 (+140%).

 

La entrada en vigor en 2012 de la Ley Europea de Bienestar Animal, que obligaba a ampliar las jaulas de las gallinas ponedoras para que cada ejemplar dispusiera de al menos 750 centímetros cuadrados de espacio propio, contribuyó a que los huevos sufrieran un incremento de su precio del 12%.