ETA mantiene "intacta" su estructura y podrĂ­a actuar "en cualquier momento"

AsĂ­ lo recoge la Memoria de actividades de 2010 presentada este jueves por la FiscalĂ­a General del Estado con motivo de la Apertura del AĂąo Judicial

La FiscalĂ­a de la Audiencia Nacional advierte de que la banda terrorista ETA mantiene "intacta" su estructura organizativa en los ĂĄmbitos militar, logĂ­stico y polĂ­tico, al tiempo que "sigue disponiendo de comandos en territorio espaĂąol y francĂŠs que pueden actuar en cualquier momento en funciĂłn de que su estrategia no surta los efectos deseados".

AsĂ­ lo recoge la Memoria de actividades de 2010 presentada este jueves por la FiscalĂ­a General del Estado con motivo de la Apertura del AĂąo Judicial, que califica de "paso insuficiente" el alto el fuego permanente, general y verificable por la comunidad internacional que la organizaciĂłn terrorista decretĂł el pasado 10 de enero.

Aunque se pudiera "creer" que el grado de amenaza representado por ETA ha quedado "reducido notablemente", entre otras cosas porque 2010 se saldĂł "sin vĂ­ctimas" en EspaĂąa, la FiscalĂ­a pone de manifiesto que "el grado de amenaza que representa la pervivencia de su estructura operativa no deja de ser elevado".

En este sentido, recuerda que la banda estĂĄ "todavĂ­a muy lejos de las demandas que la sociedad reclama", en referencia a su "disoluciĂłn, la entrega de sus armas y la puesta a disposiciĂłn de la Justicia de sus integrantes". TambiĂŠn aĂąade que tradicionalmente ETA ha venido supeditando el cese de su actividad a "la superaciĂłn del denominado 'conflicto vasco'", lo que pasarĂ­a por la "aceptaciĂłn" por parte del Estado de "un proceso de negociaciĂłn" en el que la organizaciĂłn armada actuarĂ­a como "garante".

"Maquinaria terrorista engrasada"
La FiscalĂ­a, que vincula el parĂłn de la banda con las elecciones autonĂłmicas que se celebraron en mayo pasado, destaca que pese a ese supuesto cese de actividades, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han desarticulado durante este aĂąo comandos como el Otazua, al que se incautaron en marzo pasado 200 kilos de explosivos y un buen nĂşmero de armas.

En este sentido, destaca la "calculada ambigĂźedad" que utilizĂł la banda para definir el "carĂĄcter general" de su alto el fuego. "Parece evidente que el cese de actividades anunciado no comprenderĂĄ aquellas imprescindibles para un mĂ­nimo mantenimiento operativo de aquella organizaciĂłn terrorista y, por ello, la banda continuarĂĄ realizando aquellas actuaciones que, sin demasiada trascendencia para la opiniĂłn pĂşblica, le permitan, al mismo tiempo, tener perfectamente engrasada su maquinaria terrorista para, en su caso, poder afrontar en el futuro la reanudaciĂłn de su actividad violenta", dice.

En la misma lĂ­nea, la FiscalĂ­a recuerda que anteriores treguas fueron aprovechadas por ETA para llevar a cabo "procesos de reestructuraciĂłn interna, de aumento de las medidas de seguridad y de potenciaciĂłn de las estructuras logĂ­sticas y operativas con objeto de conseguir una mayor y mejor capacidad de actuaciĂłn que posteriormente le permitieron continuar con su actividad violenta con una mayor intensidad".

En relaciĂłn con el calificativo de "permanente" otorgado por la banda a su alto el fuego, el Ministerio PĂşblico recuerda que ese mismo tĂŠrmino fue ya utilizado en su declaraciĂłn de cese de actividades de 2006 y, entonces, "la anunciada permanencia quedĂł reducida a poco mĂĄs de nueve meses sin atentados".

Similar nĂşmero de detenidos, menos violencia callejera
Aunque en 2010 no se produjo ningĂşn atentado terrorista en EspaĂąa, ya que el Ăşnico perpetrado por ETA fue el que costĂł la vida en marzo de ese aĂąo al brigada de la PolicĂ­a Nacional francesa Jean Serge Nerin, un total de 143 personas fueron detenidas por su vinculaciĂłn con la banda terrorista, dos mĂĄs que durante el aĂąo anterior. De ellos, 104 fueron arrestados en EspaĂąa y 39 fuera de nuestras fronteras.

En relaciĂłn con los detenidos en EspaĂąa, 40 fueron imputados por pertenencia a ETA, 39 por participar en redes de apoyo, 12 por realizar actos de violencia callejera y 13 por actividades de enaltecimiento o amenazas.

La Memoria de la FiscalĂ­a tambiĂŠn revela que las acciones de terrorismo callejero se redujeron a la mitad en 2010 y en un 85 por ciento desde 2007, ya que el aĂąo pasado se contabilizaron un total de 37 en relaciĂłn con las 75 de 2009, las 127 de 2008 o las 243 de 2007. AdemĂĄs, las acciones de enaltecimiento del terrorismo tambiĂŠn descendieron un 20 por ciento, al haberse incoado 344 diligencias de investigaciĂłn, 84 menos que en 2009.

En el conjunto del aĂąo, la FiscalĂ­a de la Audiencia Nacional formulĂł 68 escritos de acusaciĂłn contra 235 individuos, cifras muy superiores a las de 2009, durante el que se contabilizaron 40 acusaciones contra 111 personas. AdemĂĄs, se llevaron a cabo 54 juicios contra ETA y las organizaciones de su entorno que finalizaron en 56 sentencias contra 127 procesados, de los que 78 fueron condenados (un 62 por ciento) y 49 resultaron absueltos (un 38 por ciento).