Estudiantes chilenos acusan a sectores "ultra" del Gobierno de romper el diálogo

"Nosotros decimos que quien ha sido cooptado por los ultra es el Gobierno", ha dicho el presidente de la Federación de Estudiantes
La Confederación de Estudiantes de la Universidad de Chile (CONFECH) ha asegurado que los sectores "ultra" del Gobierno han sido los que han provocado la ruptura del diálogo sobre la mejora de la educación del país, respondiendo así a las críticas recibidas en los últimos días.

"Nosotros decimos que quien ha sido cooptado por los ultra es el Gobierno", ha dicho el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Los Lagos, Patricio Contreras, en declaraciones recogidas por la edición digital del diario 'El Mercurio'.

En concreto, ha apuntado que el diálogo ha devenido en imposible por la "ultra derecha" gubernamental que "ha defendido con garras y dientes el lucro en la educación, a los grupos empresariales y a la banca privada en el sistema de crédito universitario".

De esta forma, Contreras ha rechazado las declaraciones del portavoz del Gobierno, Andrés Chadwick, quien aseguró que la CONFECH había sido tomada por los sectores "ultra" del movimiento estudiantil, lo que habría llevado a la ruptura de las negociaciones.

A este respecto, el líder estudiantil ha negado que la CONFECH haya radicalizado su postura, argumentando que se ha mantenido firme sobre cuestiones que considera capitales para la reforma del sistema educativo, como la gratuidad en todos los niveles y la prohibición del ánimo de lucro.

"Yo no hablaría de intransigencia (de los estudiantes), es una posición firme porque hoy día la necesitamos frente al Gobierno, que pretende mantener el modelo tal y como está", ha explicado Contreras.

En este sentido, ha instado a los representantes gubernamentales en este diálogo a revisar la propuesta sobre gratuidad que la CONFECH presentó en la segunda reunión bilateral, celebrada el pasado jueves. "Nosotros elaboramos un documento muy contundente y esperamos que tengan la bondad de leerlo, que recapaciten y que se den pasos hacia los cambios estructurales", ha indicado.