Esto es lo que le pasa a tu piel si te alcanza un rayo

La piel de una persona tras caerle un rayo (Foto: E. P.)

El 90% de personas que sobreviven a un rayo experimentan cambios y daños en su cuerpo y en su mente más o menos graves. "En el mejor de estos casos", la víctima puede desarrollar en la piel lo que se conocen como figuras de Lichtenberg.

 

Las tormentas, especialmente las de verano, suelen traer consigo una gran cantidad de carga eléctrica que cae en forma de rayo, ocasionando la muerte a un pequeño número de personas cada año, pero ¿qué pasa con las personas que sobreviven?

 

Entre 1959 y 2003, el impacto de un rayo en una persona era una de las principales causas de muerte y daños relacionada con el clima. Hoy en día, esa tasa ha descendido alrededor de unas 30 personas por año. El 90% de personas que sobreviven a un rayo experimentan cambios y daños en su cuerpo y en su mente más o menos graves. "En el mejor de estos casos", la víctima puede desarrollar en la piel lo que se conocen como figuras de Lichtenberg.

 

Las figuras de Lichtenberg cogen su nombre del científico alemán Georg Lichtenberg, que en el año 1777 descubrió las curiosas figuras que formaban las partículas de polvo sobre las placas cargadas eléctricamente. Estas figuras presentaban unos patrones de ramificación que generaron especial interés entonces y también ahora y son las figuras que se quedan tatuadas en la piel de algunos supervivientes a un rayo.

 

Estos "tatuajes naturales" de forma ramificada son la consecuencia física y papable de la poderosa descarga eléctrica de un rayo. Su aspecto es similar al que podría tener un tatuaje realizado con la técnica de escarificación y su principal característica es que apenas duran unas horas o unos días. Después, desaparecen, pues son causadas por la ruptura de vasos capilares bajo la piel producida por la descarga del rayo.